Mauricio Macri comenzó la campaña electoral opositora, mientras dio señales de un “segundo tiempo” en 2023

El acto por el lanzamiento de “Primer tiempo” pareció mucho más que la presentación de un libro. Dio señales hacia otros dirigentes opositores, aunque no parece resignado al papel de ex presidente. Una tibia autocrítica y un discurso motivador como los del gabinete ampliado.
viernes, 19 de marzo de 2021 · 12:55

“Comenzó el segundo tiempo”. Las palabras finales de Mauricio Macri en la presentación de su libro sonaron triunfales para los 700 invitados que, durante 70 minutos, escucharon al ex presidente, lo aplaudieron, lo filmaron y lo ovacionaron cuando les dijo que “Juntos por el Cambio volverá al poder en 2023”: fue lo más parecido al comienzo de campaña de la oposición para las próximas elecciones.

Ex funcionarios de Cambiemos, legisladores y referentes de JxC (tanto duros como dialoguistas) participaron del acto de este jueves en el Centro de Exposiciones de la Ciudad para escuchar a un Macri distendido pero firme, capaz de esbozar una tibia autocrítica de su gestión (”habremos fallado en las formas, pero no en el rumbo”) y, a la vez, de emitir señales de que elegirá un rol secundario para que la dirigencia presente tome la posta del liderazgo opositor para volver al poder. Por momentos, su discurso tuvo un tono motivador como el de las reuniones de gabinete ampliado de su gobierno

Lo escuchaban atentamente Horacio Rodríguez Larreta, que llegó acompañado al lugar acompañado por Marcos Peña; María Eugenia Vidal, sentada al lado del presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro; el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, que no se despegó de Mario Negri, jefe del Interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, a quien la penumbra del salón lo ayudó a no cruzarse miradas con su flamante rival interno Martín Lousteau, el senador que lo desafió en las internas de Córdoba.

Esos fueron algunos de los 50 privilegiados que, junto con familiares y amigos de Macri, se sentaron en un improvisado VIP del enorme salón, separados apenas por una cinta del resto de los invitados.

Las presencias fueron variadas: desde la ex vicepresidenta Gabriela Michetti hasta ex ministros como Nicolás Dujovne, Hernán Lacunza, Jorge Triaca, Dante Sica, Francisco Cabrera, Germán Garavano, Adolfo Rubinstein y Luis Etchevehere, pasando por legisladores como Cristian Ritondo, Esteban Bullrich, Humberto Schiavonni, Graciela Ocaña, Waldo Wolf, Juan Manuel López y Jorge Enríquez, entre otros.

También estuvieron Diego Santilli, Patricia Bullrich (una de las últimas figuras en llegar, acompañada por Florencia Arietto y Maximiliano Guerra); Jorge Macri, intendente de Vicente López; Néstor Grindetti, intendente de Lanús; Ezequiel Galli, intendente de Olavarría; Miguel Angel Pichetto, Diego Guelar, Gerardo Milman, Fernando Niembro, Felipe Miguel, Federico Pinedo, Martiniano Molina, Laura Alonso, Paula Bertol, Mariano Caucino, Eduardo Amadeo y algunas presencias que llamaron la atención, como las del empresario Cristiano Ratazzi, el sindicalista gastronómico Dante Camaño y Juan Carlos Blumberg.

Los nombres más rutilantes eran llevados por una suerte de alfombra roja hollywoodense para que posaran ante las cámaras delante de una gigantografía con la imagen de la tapa del libro y hablaran con los periodistas, apiñados detrás de unas vallas ubicadas frente a la entrada del Centro de Exposiciones.