Por qué ya se habla de Máximo candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires

En el mundo político se comenta, cada vez más con insistencia, que Máximo Kirchner finalmente podría competir por la Gobernación de la provincia de Buenos Aires y postergar para más adelante su proyecto presidencial. El objetivo apunta empoderar a La Càmpora o es por temor al ballotage presidencial.
martes, 9 de marzo de 2021 · 08:45

En las últimas semanas ha comenzado a comenzar a circular un fuerte rumor en ámbitos políticos tanto del oficialismo, como de la oposición sobre el futuro electoral de Máximo Kirchner. Contra los pronósticos iniciales, ahora se comenta con insistencia que el jefe de La Cámpora aspira a ser candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires en 2023. Quienes sostienen esta hipótesis aseguran que ha decidido postergar su proyecto presidencial y optaría por consolidar su poder y de la estructura política que comanda en el principal distrito del país.

Pese a que el camporismo tiene un proyecto nacional, hasta ahora ha logrado instalar una fuerte inserción territorial en Buenos Aires y sobre todo en el conurbano donde residen la mayor cantidad de votantes de Cristina. Tiene una lista de aspirantes con chances de ganar en municipios del GBA, como Hurlingham, Lomas de Zamora, Almirante Brown, José C. Paz, Avellaneda o Malvinas Argentinas. Además, tiene tropa propia en cada Unidad de Atención Integral (UDAI) de la ANSES, organismo conducido por Fernanda Raverta, a lo largo y a lo ancho del distrito bonaerense.

Luana Volnovich ha implementado la designación de los jefes de las Unidades de Gestión Local (UGL) y de las agencias de PAMI que hay en todo el territorio de Buenos Aires. Las UGL tienen peso territorial y político como las UDAI de la ANSES. Los movimientos alarmaron a los intendentes del Gran Buenos Aires, porque el camporismo empieza a estar presente en lugares estratégicos. Por eso Máximo se viene haciendo el distraído frente al “operativo clamor” que impulsan los Barones del PJ para lograr que se los habilite para un mandato más en sus municipios.

La organización del diputado Kirchner viene apostando fuerte en el GBA, sobre todo en la poderosa Tercera Sección Electoral, donde tienen más de cuatro mil militantes divididos en 19 distritos, desde La Matanza hasta Punta Indio y desde Lobos hasta Quilmes. Esa tarea territorial se desarrolla en la región más importante de la provincia de Buenos Aires en términos políticos y de densidad poblacional, donde viven más de cuatro millones y medio de electores. Y donde suelen definirse las elecciones legislativas y también las presidenciales luego de la reforma constitucional de 1994 que eliminó el Colegio Electoral. 

¿CUÁL SERÁ EL FUTURO DE KICILLOF? 

bajada de recursos y la magnitud de la inserción territorial bonaerense no se replica en otras provincias con esa intensidad. “El objetivo es nacionalizar ese modelo, pero no va a estar listo antes del 23”, dicen en el entorno del presidente del bloque de diputados del Frente de Todos, como una forma de justificar que ahora es tiempo de buscar la Gobernación del principal distrito del país. Quienes lo frecuentan, aseguran que Máximo pasa más tiempo recorriendo unidades básicas, sociedades de fomento en barrios marginales o visitando curas villeros que en su despacho en el Congreso. “Con bajo perfil se ha transformado en un puntero del GBA”, agregan.

No obstante, otras interpretaciones afirman que el hijo de CFK empieza a mirar con cariño el cargo que ocupa Axel Kicillof más por temor a ser derrotado en las presidenciales que por compromiso bonaerense. “El apellido y su mala imagen lo condicionan y le quitan competitividad para pelear por la Casa Rosada”, comentan en el establishment del peronismo. No hay encuesta que no baje del 50% de imagen negativa, números muy complicados de revertir en tan poco tiempo. Con esos datos de opinión pública es casi imposible ganar un balotaje. En cambio, con el peso del conurbano puede imponerse en los comicios a gobernador de Buenos Aires.

¿Cuál sería el futuro de Kicillof en caso de confirmarse esta movida? La relación entre el gobernador y Máximo es un poco distante, pero ambos son soldados de la vicepresidenta y hará lo que ella ordene. Si decide que su hijo vaya por la Casa de Gobierno de La Plata algunos pronostican que el actual gobernador podría formar parte de un proyecto presidencial. Encabezar la fórmula o ser vice de algún gobernador exitoso. Ahí también se anota Sergio Massa. Pero ya es política ficción. No se puede proyectar el escenario del 23 desconociendo el resultado de los comicios legislativos de este año.

 

MDZOL