La interna entre la CGT y La Cámpora por el manejo de las obras sociales

La agrupación liderada por Máximo Kirchner le exigió a la Casa Rosada que designen a cuatro militantes suyos en gerencias clave.
domingo, 30 de mayo de 2021 · 12:09

 

La Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) es un organismo oficial que este año manejará un presupuesto de 37 mil millones de pesos. Los que más conocen de su funcionamiento son los líderes de los sindicatos peronistas más poderosos del país como los secretarios generales de la CGT.

Este ente es el que paga las prestaciones medicinales de las obras sociales de los gremios y regula el trabajo de las empresas de medicina prepaga. La semana pasada se sumaron nuevos interesados en tener un rol protagónico en el funcionamiento de la SSS. Se trata de La Cámpora, liderada por el hijo de la vicepresidenta, Máximo Kirchner.

Fuentes del oficialismo afirman que el diputado nacional del Frente de Todos le exigió al gobierno nacional que designen a cuatro militantes suyos en gerencias clave de la SSS. Esto generó una interna en la CGT, incluso hay un plan de resistencia contra los “camporistas”.

Con este panorama el gremio pidió reuniones de urgencia con el propio presidente Alberto Fernández para intentar frenar la reconfiguración de la SSS.

Hay que tener en cuenta que el organismo reparte entre las obras sociales de la CGT millones de pesos por sus contraprestaciones sanitarias. La deuda del ente con los gremios es multimillonaria. Al mismo tiempo la SSS regula la suba de los precios de las prepagas.

Semanas atrás asumió el nuevo titular de la SSS, Juan López, elegido por el jefe de Estado tras reunirse con los líderes de la CGT que buscaban imponer a un dirigente propio.

Personas cercanas al superintendente López aseguran que cuando le avisaron desde la Casa Rosada que La Cámpora pedía incorporar a cuatro de sus dirigentes para transformarlos en gerentes de la SSS hasta pensó en renunciar a su puesto a pesar de que acaba de asumir.

En tanto, las gerencias que pidió la agrupación de Kirchner serían la de "Control Prestacional"; la de "Sistemas"; la de "Atención al Usuario" y la de "Delegaciones". Esos cargos son esenciales para involucrarse en el funcionamiento de la SSS y conocer los secretos del organismo.

Entre otros postulantes para esos puestos se encontrarían Leonardo Verna, actual vicepresidente de la obra social de empleados de la gobernación de Buenos Aires, IOMA; Federico Paruelo, hoy con rol preponderante en el gabinete del viceministro de Salud bonaerense de Nicolás Kreplak y también con cargo en IOMA; Franco Mársico, de 28 años, licenciado en ciencias biológicas y becario del CONICET, y Martin Maggio, supervisor del plan médico NACER, director de salud de la Universidad de Gualeguaychú y subsecretario de salud de ese municipio.

 

 

Fuente: Clarín