Cristina le levanta las acciones a Berni para que sea candidato

El ministro de Seguridad bonaerense. Sergio Berni, volvió a recuperar sus chances de ser candidato a diputado del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires. Hasta ahora ninguno de los postulantes miden lo suficiente como para agregarle más votos al FTD. Cristina le dio "media palabra" .
viernes, 4 de junio de 2021 · 09:20

 

En el Frente de Todos aseguran que les cambió el humor en los últimos días. Voceros gubernamentales aseguran que, con la llegada masiva de vacunas, el triunfo de la guerra de las tarifas contra el ministro de Economía, Martín Guzmán y el inicio de una recuperación salarial de varias actividades ya se encuentran en carrera para la campaña electoral. Sin embargo, siguen las dudas en torno a la gran obsesión de Cristina y Máximo Kirchner: la elección en la provincia de Buenos Aires. Concretamente, no terminan de encontrar al candidato. Por eso volvieron a subir las acciones del ministro de Seguridad, Sergio Berni, quien aparece en todos los sondeos como el más competitivo.

La búsqueda de postulante se inició con el perfil camporista de la titular del PAMI, Luana Volnovich y la gerenta general de ANSES, Fernanda Raverta. Como lo anticipamos hace semanas también salieron a instalar a la funcionaria del Ministerio de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz. Las tres mujeres no miden bien, tienen bajo nivel de conocimiento y además mala imagen entre quienes afirman saber quiénes son. La peor de las fórmulas. El cristinismo y La Cámpora admiten que necesitan un cabeza de lista que rompa el techo electoral del voto cautivo que hoy sigue reteniendo el oficialismo. “Necesitamos a alguien que seduzca al votante blando que perdimos desde el 10 de diciembre de 2019”, dicen los voceros gubernamentales.

Concretamente, no les alcanza con un candidato que sólo retenga la base electoral propia. En el universo del oficialismo bonaerense admiten a regañadientes que el dirigente que mejor mide es Berni. “Es el único que tiene buena imagen entre aquellos que están enojados con el gobierno”, reconocen en privado. El polémico funcionario tiene alto nivel de conocimiento y ha logrado con su “estilo Rambo” penetrar en sectores medios y bajos sin que lo afecte la alarmante ola de inseguridad que golpea al Gran Buenos Aires. “No le entran las balas, pese a su mala gestión y a que es el responsable del mal manejo de la policía bonaerense”, sostienen en La Plata.

Los dirigentes del FTD con inserción territorial cuentan que sus recorridas en moto por zonas humildes del segundo y tercer cordón y su permanente presencia mediática le han servido para instalarse y tiene buena aceptación. Algunos aún recuerdan que durante la desaparición de la niña M que tuvo en vilo a toda la sociedad lo primero que pidió su madre fue reunirse con Berni, una mujer en situación de calle y fuera del sistema estos datos los conoce muy bien la vicepresidenta, su único sostén político y trascendió que ella le dio “media palabra” respecto a sus chances de ser candidato.

El problema del ministro de Seguridad bonaerense es su conflictividad y la mala relación que tiene con el presidente Alberto Fernández, la ministra Sabina Frederic y la mayoría de los intendentes del conurbano. Además, su perfil de duro con un discurso más cercano a Patricia Bullrich o Miguel Pichetto le eriza la piel al ala izquierda del kirchnerismo, incluso al propio Máximo y al camporismo. “Pero si Cristina decide respaldarlo todos los rebeldes se van a alinear y lo votarán tapándose la nariz”, reconoce un veterano dirigente del GBA.