Después de 5 años fue indagado en Suiza un hombre clave de la Ruta del Dinero K

Se trata de Néstor Ramos, que trabajó en la estructura financiera montada en ese país para que Lázaro Báez pueda lavar 55 millones de dólares.
lunes, 2 de agosto de 2021 · 23:47

Después de cinco años de pedidos de extradición y más de cuatro citaciones a indagatoria, Néstor Ramos, radicado en Suiza y un hombre clave en la estructura que le permitió a Lázaro Báez lavar 33 millones de dólares, fue indagado por el juez Sebastián Casanello. En los próximos días se resolverá su situación procesal en un tramo del caso conocido como la Ruta del Dinero K que se concentra en la estructura financiera radicada en ese país europeo.

Ramos, que realizó un descargo por escrito al que accedió Clarín, es dueño de Helvetic Service Group, la compañía utilizada para comprar la financiera La Rosadita donde los Báez lavaban dinero y que se hizo famosa por el video en el que el hijo del empresario, Martín, contaba 5 millones de dólares y brindaba con whisky.

Néstor Ramos, está imputado en este expediente vinculado a la Ruta del Dinero K, como partícipe de la estructura que permitió poner en circulación durante los meses de diciembre de 2012 y enero, febrero. marzo y abril de 2013, “bienes de origen ilícito que serían de propiedad de Lázaro Báez, por una suma de USD 32.800.000, que terminarían incorporándose en el patrimonio de Austral Construcciones SA”, sostiene la imputación que le leyeron.

El ex abogado de Báez, Jorge Chueco, fue uno de los que mencionó en la causa a Ramos y Helvetic Service Group: “Es una sociedad suiza inversora de capital. Su director apoderado es Néstor Marcelo Ramos, un cordobés que maneja estas inversiones. Ramos tiene un 33 por ciento y a su vez es director de la compañía. El resto está en poder de extranjeros a los que no conozco”, contestó cuando la Justicia lo indagó. El financista y arrepentido en el caso Leonardo Fariña fue más allá y sostuvo que "Helvetic siempre fue de Lázaro". 

Sin responder preguntas, el dueño de HSG presentó un escrito al que accedió Clarín. Todas las operaciones que lo unen con Lázaro Báez, según su descargo fueron “jurídicamente lícitas” y “en el marco de servicios fiduciarios prestados al señor Báez”. Ramos se desligó de cualquier otro tipo de relación con el empresario K. "Me parece importante destacar que mi vínculo con él  sólo tuvo lugar en el marco de esta relación profesional limitándose al vínculo contractual y comercial legal, y que hacía al interés de ambas partes”.

La Justicia sospecha todo lo contrario. La maniobra por la que se imputó e indagó a Néstor Ramos, consistió en una serie de transacciones con títulos de deuda pública adquiridos en el extranjero, depositados por el Safra Bank de Ginebra, Suiza, a través del sistema de compensaciones Euroclear, desde la cuenta de Helvetic Services Group S.A, atribuida a Ramos en un 33% y a Ursula Verena Fontana en el porcentaje restante y cuyos movimientos financieros beneficiaron a Báez.

Otro nexo que resaltó el juez Casanello: el abogado de Báez, Jorge Oscar Chueco contaba con un poder de representación de Helvetic. Durante la instrucción, se determinó que la firma manejada por Ramos.

A Ramos y Báez los unen más movimientos de dinero, aunque el empresario radicado en Suiza los negó. “En ningún momento participé en actos de transferencia al exterior de dinero de origen dudoso, es decir, el origen de los mismos siempre ha sido conocido, en tanto en ningún momento se ha ocultado que los mismos provenían de las distintas empresas pertenecientes al Grupo Baez”.

Dijo además, que las operaciones con bonos “no puede considerarse ilícita y, menos aún, como instrumento para ocultar el origen deI dinero cuando este tipo de operaciones resulta legal y es una herramienta financiera válida”. Expresó que los fondos utilizados para la realización de la operación de inversión fiduciaria en Argentina “provenían de cuentas en donde los beneficiarios económicos coincidían con los beneficiarios finales de las transferencias no ocultándose de este modo ni el origen ni el destino de los mismos”.

Ramos y los hijos de Lázaro

Hubo un informe desde Suiza que corroboró 139 operaciones por más de 20 millones de dólares en Suiza vinculadas al entorno del empresario K y que mostraban varias de las cuentas bancarias que sus cuatro hijos eran beneficiarios de las mismas.

Uno de los últimos documentos entregados por Suiza, como contó Clarín, expuso que los beneficiarios de la cuenta de Helvetic Service Group (HSG) abierta en el banco J. Safra Sarasin tenía como beneficiarios a Martín, Leandro, Luciana y Melina Báez, todos condenados por lavado de dinero.

Lázaro Báez siempre negó que la empresa le perteneciera y sólo admitió haber recibido de la misma 209 millones de pesos para una obra. Pero durante el 2017 la Unidad de Investigación Financiera (UIF), presentó un documento donde la firma vinculada al empresario K habría recibido 25 transacciones por más de nueve millones de dólares en Estados Unidos. Además, el abogado Néstor Ramos, cabeza de la sociedad, que figura en operaciones de “La Rosadita” -la financiera que era de Federico Elaskar-, cobró comisiones de una firma española por 900.000 euros.

El abogado y dueño de Helvetic, dijo que su relación con Báez era netamente profesional. Lo cierto es que a todo ese conjunto de operaciones, se sumó otro informe que señala Helvetic tenía vínculos más directos con la familia Báez. La cuenta abierta a nombre de esta empresa era para beneficio de los "mismos beneficiarios de la cuenta de Fondation Kinsky", es decir: "los cuatro hijos de Lázaro Báez".

El banco suizo informó la existencia de documentación que respalda dicha maniobra y acompañó un "Convenio de Suscripción de acciones preferidas" que se firmó entre HSG representada por Ramos y Austral representada por su entonces presidente, Julio Mendoza.

Así por medio de HSG se suscribieron 21.800 acciones preferidas emitidas por la constructora equivalente a 21.800.000 dólares.

¿Qué dijo Ramos? Que para ese entonces, la contratación de Austral por parte del Estado “era pública y notoria” y que en aquella época “no se encontraban cuestionada la gran cantidad de obra pública que el nombrado tenía adjudicada”, por lo cual no había manera -según su descargo- “de tener motivos para sospechar siquiera que el origen de las sumas de dinero que le fueron encomendadas por quien fuera su cliente, podía llegar a tener algún tipo de origen ilícito”.

Movimientos de dinero

Las operaciones fueron más cuantiosas. También se confirmó la existencia de documentación donde se muestra que HSG vendió y transfirió a Fondation Kisnky -cuyos beneficiarios bancarios son los hijos de Báez-, 109 títulos representativos de las acciones por la suma de dinero consignada.

De los resúmenes de movimiento de la cuenta bancaria 608936 en el J. Safra Sarasin titularidad de Helvetic y cuyos beneficiarios eran los hijos del empresario K, se determinó que desde su apertura hasta junio de 2013 cuando estalló la causa conocida como la Ruta del DInero, se registraron créditos por 59.104.205 dólares, débitos por 59.053.205 dólares.

También, entre el 31 de diciembre de 2014 a la fecha de cierre de la cuenta hubo créditos de 1.600.000 dólares y débitos por 266.613 dólares. La cuenta bancaria se cerró el 5 de noviembre de 2015 con un saldo remanente de 1.380.000 dólares que fue transferido a través de Intlex Ltd. al Noor Islamic Bank de Dubbai.

Sobre las operaciones en Dubai, el dueño de Helvetic el abogado dijo que tuvo como origen “las facturas por prestación de servicios profesionales realizados por Helvetic Services Group S.A. desde el 2012 hasta el 2016, compensaciones daños y perjuicios, corno estipulado en el contrato de mandato fiduciario suscrito, crédito que fue cedido a la empresa extranjera”.

La documentación compulsada lo compromete aún más. Se conoció el contrato de cesión-venta de acciones y derechos entre HSG y SGI Argentina SA, referida a la venta de esta última por 1.475.00 dólares. La venta incluía SGI Argentina y SGI Bursátil, detalló la documentación proveniente de Suiza.

Helvetic en el mundo

Además, según información que se añadió a la causa desde 2003 hasta 2010, Helvetic -que dirige Ramos- hizo crear en Las Vegas 148 empresas fantasma, que tienen como agente residente en Nevada al estudio panameño Mossack y Fonseca, y la mayoría presentaron como “administrador” a Aldyne con sede en las islas Seychelles. Algunas tienen relación con Báez y otras de esas firmas de cartón con otras operaciones financieras sospechosas de terceros.

A nivel internacional, Helvetic Continental Group es controlante de dos sociedades comerciales en España: GB & Partenrs Tradingand Consulting SL y Serbel Trade SL. Por otra parte, Javier Vanella, sobrino de Ramos, figura como director de un grupo de sociedades radicadas en Gran Bretaña: Credit One Europe LTD, Dermaine LTD, Fedavie LTD y Partlite LTD, todas con domicilio en Londres, First Floor 41 Chalton Street.

Ramos concluyó su descargó negando cualquier intervención en "hechos graves que acá se investigan", señaló que toda su actividad fue  como "agente fiduciario donde he lIevado adelante una actividad absolutamente licita en la representación de mis clientes". Y que de todas las operaciones bajo investigación, "no recibí beneficios más que los honorarios legítimamente percibidos por mis servicios". (Clarín)