La batalla que iniciará Máximo Kirchner después de las elecciones

El líder de La Cámpora está obsesionado con la necesidad de mejorar los indicadores económicos y poner dinero en el bolsillo de los ciudadanos. La incómoda relación que se avecina con funcionarios del gabinete nacional.
viernes, 10 de septiembre de 2021 · 21:34

 

El lunes volverán a repartirse las fichas sobre el tablero. Hasta el domingo no habrá grandes movimientos, pero con el resultado de las PASO en la pantalla, comenzará un nuevo juego dentro del Frente de Todos y Máximo Kirchner quiere ser protagonista. En concreto, entiende que es fundamental prestar atención a la micro economía y poner dinero en el bolsillo de la ciudadanía.

El análisis es sencillo. Ven a un gabinete nacional muy preocupado por la macro economía pero entienden que aunque allí se consigan buenos resultados lo importante es que lleguen a la gente. Por eso, entendidos en la materia aseguran que se avecinan momentos incómodos entre el líder de La Cámpora y algunos funcionarios del gabinete de Alberto Fernández.

Los primeros chispazos se dieron con Martín Guzmán cuando el ministro de Economía se negaba a ponerle un techo de un dígito a los aumentos de tarifas. Pero discusiones como esas seguirán existiendo y probablemente haya tensión con ministros clave como el de Trabajo, Claudio Moroni y el de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Por el momento, para evitar conflictos en la campaña el eje se puso en el antagonismo entre dos modelos de país. “Ellos o nosotros”, repitieron de forma incansable los candidatos y el propio presidente de la Nación. Pero a partir del lunes comenzará una pulseada interna de cara a las elecciones de noviembre.

Hay quienes piden cambios en el gabinete pero hasta el momento Alberto Fernández ha estado firme en la defensa de muchos de sus funcionarios. Desde hace tiempo que el kirchnerismo viene limando a la ministra de Seguridad Sabina Frederic y han sido reiteradas las críticas al jefe de Gabinete Santiago Cafiero. Pero ambos fueron defendidos por el mandatario y siguen en sus cargos.

Pero habrá que esperar al lunes para conocer el juego de contrapeso que se liberará en el seno del oficialismo.