El viernes

Rating récord: cuánto midió el discurso de Javier Milei ante el Congreso

Javier Milei alcanzó un récord de 51 puntos de rating durante su discurso en el Congreso de la Nación.

Redacción Nuevo Día
Redacción Nuevo Día
eldiarionuevodia@hotmail.com

La reciente aparición del presidente de Argentina, Javier Milei, en el Congreso para inaugurar las sesiones ordinarias, fue significativa en términos de su impacto en la audiencia televisiva. El discurso, que duró 71 minutos, se convirtió en un fenómeno de audiencia, rompiendo récords de rating en la historia de las transmisiones televisivas en Argentina.

Pico de rating total

Javier Milei alcanzó un pico de 51 puntos de rating, combinando las audiencias de la televisión abierta y la televisión por cable. Además, cabe destacar que la transmisión se llevó a cabo un viernes por la noche, un horario tradicionalmente competitivo.

Desglose del rating

  • Televisión abierta: 20,4 puntos
  • Televisión paga: 30,6 puntos


Comparación con récords anteriores

Esta cifra de audiencia supera con creces el récord previo establecido por la expresidenta Cristina Kirchner en 2014, quien había alcanzado 35 puntos de rating en una situación similar.

Comparación con su propia audiencia anterior

Es notable que, 82 días antes, durante su ceremonia de asunción, Milei había logrado 12,1 puntos de rating en la televisión abierta.

¿Cuánto vale un punto de rating?

El punto de índice de audiencia nacional se mide a partir de 10 mil personas. Esto quiere decir que si 10 mil espectadores estuvieran mirando un programa, este tendría 0.1 puntos de audiencia, y así aumentando. De esta manera, 1 puntaje de audiencia equivaldría a 100 mil espectadores.(TN)

Esta nota habla de:
Últimas noticias de Javier Milei

La Rosada advierte que podría haber "Pacto de Mayo" sin gobernadores

La Rosada advierte que podría haber "Pacto de Mayo" sin gobernadores
Cuando faltan diez días exactos para el Día de la Patria -que se planteó como un "día D" para los libertarios- muy cerca del Presidente hoy deslizaron un nuevo plan: la posibilidad de que el jefe de Estado asista a Córdoba en soledad, sin gobernadores ni otros actores políticos.