El martes, la justicia decidirá en Río Gallegos si Cingolani continúa

El sentenciado por el crimen de la joven Johana Casas fue citado para el martes por el Superior Tribunal de Justicia para conocer su fallo ante el pedido de anular su condena de 13 años de prisión. Cingolani viajará desde la Alcaidía de Pico Truncado a Río Gallegos para conocer un nuevo fallo que definirá su destino.

viernes, 15 de noviembre de 2013 · 00:00

El martes próximo Víctor Cingolani, condenado a 13 años de prisión por el crimen de Johana Casas, viajará con una custodia policial, su abogado doctor Luis Chacón, su esposa Edith Casas y su hermana a la ciudad de Río Gallegos para una audiencia con el Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

En este sentido, Cingolani detalló desde su celda de reclusión en la Alcaidía de Pico Truncado que la audiencia estaba prevista para el martes, aunque el Tribunal Superior decidió postergarla una semana más.

“Estoy muy ansioso, porque se puede resolver mi libertad y si es así podré pasar las fiestas de fin de año con mi familia, Creo que mi  liberación está cerca”, dijo a La Prensa de Santa Cruz.

“El tema del pedido de excarcelación ya quedó nulo, ahora escucharemos al Tribunal para saber cuál es su decisión. Pueden anular mi condena y recupero la libertad, o bien pueden decidir otra situación. Estoy esperanzado en que los jueces consideren todas las anormalidades que hubo en la etapa de instrucción y las pruebas que llevan a que yo no soy culpable”, agregó.

SU MATRIMONIO CON EDITH CASAS

Víctor Cingolani cumple tres años y cuatro meses en prisión y sabe que el próximo martes se definirá su futuro. Mientras tanto sigue participando de los talleres de carpintería y las visitas de su esposa, Edith Casas, la hermana gemela de la víctima.

“Estoy muy tranquilo, los jueces me dirán te vas o te quedas. Mientras recibo el apoyo de mi familia y de mi esposa, con quien estamos muy bien”, aseguró.

Con relación a su traslado aseguró que “seguramente viajaremos el lunes por la noche y la custodia estará a cargo del Grupo de Infantería de la Policía”, estimó,

EL CRIMEN

El cuerpo de Johana Casas fue hallada el 16 de julio del 2010 en un descampado en la localidad de  Pico Truncado. Presentaba dos impactos de bala y desde el primer momento Cingolani y Marcos Díaz fueron los principales sospechosos de la muerte de la joven.

Cingolani fue el primero en ser detenido y Díaz, el mismo día, se fugó al sur de la provincia, hasta que se presentó en dependencia policial, existiendo un pedido de captura. La causa tomó mayor notoriedad cuando Edith Casas, hermana de la víctima, decidió casarse con el asesino de su hermana, boda que concretaron el 14 de febrero de este año.

En tanto, el Tribunal Oral de esta ciudad, integrado por diferentes jueces que condenaron a Cingolani, le dieron 12 años de cárcel a “Tosco” Díaz. (fuente: El Patagónico)