Caleta Olivia no tendrá más whiskerías ni cabarets

La última sesión ordinaria de este año del Concejo Deliberante se desarrolló ayer en la Unión Vecinal del barrio 26 de Junio y donde se aprobaron los proyectos para prolongar la emergencia hídrica y el cierre en forma paulatina de las wiskerias y cabarets de esta ciudad.

viernes, 29 de noviembre de 2013 · 00:00

Con la única ausencia del concejal radical Víctor Chamorro, la presidencia estuvo a cargo de Juan Domingo Cabrera y tras sesionar por la mañana, los ediles pasaron a un cuarto intermedio que se reanudo en horas de la tarde.
En ese contexto se aprobó el proyecto del concejal de la Unión Cívica Radical Juan Acuña Kunz, con relación a la aprobación de la emergencia hídrica por un plazo de seis meses y además se aprobó también la creación de una comisión fiscalizadora sobre la construcción del nuevo acueducto del Lago Musters, creada por la Comunicación 056/13 del Honorable Concejo Deliberante.
De esta manera, la comisión estará conformada por la ONG “Vientos del Sur”, un integrante del Ejecutivo municipal y un representante del Concejo Deliberante, quienes tendrán a su cargo el control de la obra.
Además, se unificaron dos proyectos de ordenanza sobre el pedido de informes al Ejecutivo sobre los trabajos que se llevan adelante en el acueducto, teniendo en cuenta que consideraron como “muy lentos” los avances en las obras para proveer de agua a la ciudad, a pesar de la enfervorizada defensa del concejal Manuel Aybar.
Cabe mencionar que uno de los proyectos que fue enviado a archivo, es referido al pedido que realizó José Luis Martini, el cual solicitaba copia del expediente donde consta la operación realizada por el intendente municipal con la firma Hipertehuelche por la venta de un lote en pleno centro de la ciudad.

Prostitución
Con relación a los cierres de locales nocturnos, se aprobó en forma unánime el proyecto para la modificación de artículos de la ordenanza sobre moralidad y buenas costumbres en la cual se determinó que los comercios que se encontraban bajo la denominación de wiskerias, cabarets o nigt club, podrán continuar desarrollando su actividad hasta la fecha de vencimiento de su certificado de habilitación comercial que fueron otorgados por la municipalidad.
Tampoco se autorizarán nuevos ingresos y se otorgarán renovación de libretas sanitarias a aquellas personas que estaban inscriptas hasta a la fecha y hasta tanto dure la habilitación comercial.
La ordenanza detalla además que “una vez cumplido el plazo de expiración comercial no se autorizará bajo ningún concepto la renovación de libretas o habilitaciones comerciales de esos locales nocturnos”, establece la ordenanza y detalla que por el incumplimiento se hará lugar a la clausura del local.
Luego de aprobado, Manuel Aybar agradeció el respaldo de sus pares y aseveró que la aprobación de la ordenanza “es un avance en el acompañamiento en la lucha por la Trata de personas”, dijo.
De esta manera se estima que en el plazo de poco más de un año algunos comercios y menos de un año, otras wiskerías se le vencen la habilitación comercial.