Los petroleros sostienen el paro a pesar de la conciliación obligatoria

El Ministerio de Trabajo de la Nación, a través del delegado regional Máximo Naumann, informó ayer que se dictó conciliación obligatoria en el conflicto de los sindicatos petroleros convencionales y jerárquicos de Chubut y Santa Cruz con las cámaras empresarias. Los dirigentes gremiales ratificaron la decisión de sostener el paro y negaron haber recibido la notificación de conciliación.

martes, 24 de diciembre de 2013 · 00:00

Máximo Naumann, delegado regional del Ministerio de Trabajo de la Nación, informó que ayer a media mañana que se dispuso la conciliación obligatoria para los trabajadores petroleros a partir de las cero horas y por el plazo de 15 días.
Se trata de un dictamen que alcanza a las tres organizaciones involucradas: el Sindicato del Personal Jerárquico, el Sindicato de  Petróleo y Gas Privado del Chubut y el de  Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz.
Si bien Naumann indicó que “los trabajadores fueron notificados el fin de semana, volvíamos a notificarlos en el transcurso de la mañana” aunque desde los sindicatos se negó la recepción y ratificaron la continuidad del plan de lucha. Afirmaron que así buscan por un lado que la Cámara Empresarial mejore la oferta salarial y por otro que se sostenga el marco de negociación salarial “para que el aumento no salga por decreto, como se viene dando hace cinco años”.
En este contexto el delegado de Trabajo sostuvo que “en caso de acatar la medida, ya deberían reiniciar con las actividades y esperar una nueva audiencia”, aunque también advirtió que no cumplir con esta determinación expone las organizaciones al pago de multas y otras sanciones.

SIN ASISTENCIA AL TRABAJO
Tras conocerse la información, el secretario general de Jerárquicos, José Llugdar, sostuvo a media tarde que “no recibimos aún notificación. Como hay una medida de fuerza anunciada, es una decisión tomada y se sostendrá”.
Indicó que transcurridas las 36 horas de paro la comisión directiva evaluará cómo continúa la medida de fuerza. Aseveró que la medida es “contundente” y rechazó los cortes de rutas como forma de fortalecerla.
Describió que se levantaron de la mesa de negociación, porque el ofrecimiento de la Cámara es un aumento “en negro”. Pero además indicó que las resoluciones de Trabajo fueron fijando los montos de las actualizaciones salariales y agregó que el año pasado “teníamos que acompañar un proceso, cuando el Estado tomó posesión de YPF, nos pidieron un año y medio para blanquear situaciones y retomar la decisión pero transcurrido ese lapso dijimos ‘señores ahora que nos acompañen en enero y febrero con fondos’”.

ACATAMIENTO
En este marco el secretario general de petroleros convencionales, Jorge Avila, sostuvo que la medida de fuerza comenzó ayer a las 8:00 con un acatamiento del 99%. Ratificó que se busca conseguir ahora un aumento salarial de entre el 25 y 30% pero las operadoras ofrecen un bono de 3.300 a pagarse en los meses de enero y febrero, para negociar la pauta de actualización salarial en marzo.
Cabe recordar que los representantes sindicales no participaron de la reunión prevista para ayer en Buenos Aires, porque no consiguieron pasajes en avión. La medida fue declarada por tiempo indeterminado, y la convocatoria a conciliación no tenía previsto hasta ayer una fecha de audiencia para que las partes se vuelvan a encontrar.