Asesinaron a una mujer dentro del Concejo Deliberante

Una mujer fue asesinada dentro del Concejo Deliberante de Caleta Olivia. La encontraron detrás del predio, donde un hombre que padece esquizofrenia reside. Precisamente, por el hecho, esta persona fue detenida inmediatamente.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Se supo que la mujer asesinada era la asistente social que velaba por la alimentación y el estado del hombre. La víctima se llama Celia Vicari . Trabajaba en el Hospital Zonal.

Sucedió cerca de las 19 horas, cuando el sereno municipal, que estaba en la parte delantera del edificio de la comuna escuchó gritos desgarradores de una mujer que provenían de la habitación donde vive hace muchos años un hombre que tiene el apodo de “Franki”.

Esa pieza está en la parte posterior del edificio, la cual da al portón de acceso por un pasaje.

“Franki” era un enfermo mental que habitaba el lugar desde que funcionaba el anterior hospital en el actual edificio del Concejo. Cuando sucedió el traslado hacia el nuevo hospital, decidieron, tal vez desde la Justicia, que este paciente pudiese seguir viviendo en una habitación trasera ya que no tenía ningún tipo de contención familiar. Comía en el nosocomio zonal.

Su esquizofrenia a veces se agravaba, pero, según cuentan los vecinos, nunca se le veía violento. Aunque sabían que siempre estaba medicado.

La mujer lo visitaba a Franki varias veces a la semana. Hoy también concurrió a la tarde, pero el enfermo estaba sin medicación. Es así que le podría haber sucedido un ataque de violencia contra la mujer, porque el cuerpo estaba amoratado de tantos golpes y tenía varias puñaladas.

Al hombre se lo llevaron a la Comisaría Primera.

Identificada

Un hombre concurrió al lugar donde permanece el cuerpo de la víctima y dijo que ella era Celia Vicari, la asistente social del Hospital, que murió cumpliendo con su función. Trascendió que a Frankli le dio un ataque de ira porque le exigió a la asistente que le cocinara. Como ella le dijo que no, el hombre comenzó a golpearla y luego le asestó con un cuchillo varias puñaladas, una de ellas en el cuello de la mujer. Fue una herida profunda, a simple vista.

La asistente social se había jubilado hace un año, aún así ayudaba lo mismo a la gente.

Tenía 50 años aproximadamente. No poseía familia en Caleta. Era soltera y vivía sola con sus mascotas en una casa que alquilaba en el barrio 26 de Junio. Siempre hablaba de que se comunicaba con una hermana que vivía en Rosario. De hecho, ella era santafesina. Los compañeros del Hospital dicen que era una persona buena. Fuente La Vanguardia del Sur. Foto Voces y Apuntes.