En Caleta Olivia dieron lugar al recurso de amparo

El recurso de amparo presentado por el docente de Caleta Olivia y que fuera respaldado por ADOSAC  junto al patrocinio legal del estudio Prades – Puig, obtuvo una respuesta favorable por la justicia. Intiman a la caja que se haga cargo del costo de los medicamentos.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Desde fines del año pasado, por cortes de prestación de los servicio de la C.S.S.  hubo periodos de suspensión de atención de los médicos, bioquímicos y farmacias, siendo esta ultima la que mayor tiempo llevan sin brindar la prestación a los afiliados a la obra social.
Hace pocos días algunas están atendiendo con el convenio de prestación a diabéticos, enfermos oncológicos. Hay enfermedades crónicas que requieren de medicamentos por los cuales los afectados deben abonar el cien por ciento de su costo, ante la restricción o nulidad de la prestación.
Todo esto por la falta de pago del gobierno de la provincia a los prestadores de la C.S.S.  La medida de los profesionales de la salud no afecta a todas las localidades, está concentrado en la zona norte, no obstante las denuncias públicas de las falta de especialista, demora en las derivaciones, falta  de camas e insumos en los hospitales, es una realidad que golpea a toda la provincia.
Ante esta situación, el secretario de la filial local de la ADOSAC  junto a un escribano, acompañaron a un docente,  a diversas  farmacias de la ciudad y a la del hospital, después de realizado estos trámites, se delego en el estudio  jurídico Puig-Prades la presentación de un recurso de amparo, que en día de hoy, al medio día se efectivizo, acompañando al letrado un grupo de docentes que reclaman la restitución de los servicios de la caja.
En el día de hoy, 22 de marzo, se notificó al docente de la resolución del juez actuando a favor de la salud e intimando a la Caja a cumplir con su deber: el de prestar su servicio al que aporta todos los meses de su sueldo el dinero requerido para tener una obra social. Cabe preguntarse si es necesario tener caminar los pasillos de la justicia mostrando carnet de miseria y dolor, para que la caja cumpla con su deber.(La Noche Boca Arriba-Para Nuevo Día)