Puerto Deseado: Dirigente de ADOSAC denuncia "presiones"

El secretario general de ADOSAC Puerto Deseado, Daniel Sampayo, consideró que 'se están tomando las cosas muy livianamente' con respecto a la situación del Jardín de Infantes número 39. 'Acá hay un problema edilicio y es lo que hay que solucionar.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Evidentemente no se están tomando las cosas de la manera que corresponden ya que no es el medio  apretar a los docentes de las escuela para que no puedan hablar por la radio, para que no puedan hacer una nota que tome estado público, que no puedan invitar a gente idónea en la materia de la reparación del edificio para que vaya a emitir una opinión o a corroborar que las reparaciones que se hagan se hagan en forma correcta".

"Hemos visto más de una vez que con buena voluntad no alcanza para solucionar la problemática y en este caso puntual las autoridades que son las encargadas de llevar adelante las refacciones no han sido capaces ni siquiera de encontrar el plano del edificio y peor todavía teniendo en cuenta que este no es un edificio extremadamente viejo. Se ha construido algo nuevo  sobre un espacio viejo, por eso aparecen debajo del aula en donde por la filtración que provocó la pérdida de un caño que todavía no pudieron ubicar desde que empezó el problema, me estoy refiriendo hace varias semanas ya. Han probado cerrando llaves exclusas pero el agua sigue corriendo, sigue socavando la tierra que está debajo de los cimientos del edificio generando que se rajen las paredes y esto en un futuro, de no repararse perfectamente bien puede provocar que esa pared se derrumbe".

"No debemos olvidarnos que a ese lugar concurren chicos, sobre todo  en la sala donde se inicia el problema, que es la sala que pretenden cerrar, clausurar, estos dichos son de la señora supervisora, que ha propuesto cerrar esa sala y por un tiempito dejar sin salida de emergencia y por un tiempito que no hable nadie y por un tiempito que esto siga adelante como está", denunció.

El dirigente gremial planteó que "no se puede tomar alegremente el futuro de estos chicos y de los docentes porque se está poniendo en riesgo civilmente ante cualquier accidente que pueda suceder". En este sentido reveló que han redactado "notas que tienden a deslindar la responsabilidad civil que le pudiera caber a cualquier docente y directivos o personal de la institución ante un accidente que se pudiera provocar por negligencia, impericia o abandono de persona que se está generando en esa institución".

En medio de esta situación señaló que "tratamos de proceder de la manera correcta y nos dirigimos por nota a la delegación de la Subsecretaría de Trabajo de Puerto Deseado que algún día debería explicar para qué está, porque en nada tiene autorización para actuar mas allá de que lógicamente como es sabido es puesta por el gobierno y es un brazo mas del gobierno en lugar de ser un servicio que pudiera funcionar como árbitro en los conflictos que surgen en la actividad laboral".

Ante el pedido de "inspección de seguridad e higiene que garantice que la gente puede seguir estando dentro del edificio sin correr ningún riesgo", la respuesta fue que esa delegación "no cuenta con personal técnico que pueda satisfacer la solicitud”. "Yo pregunto ¿a quién vamos a tener que recurrir? ¿Al chapulín Colorado? ¿Que vamos a esperar, que se caiga una pared y mate a un pibe? Y después le vamos a decir que como la provincia tampoco está pagando los seguros que corresponden, a los montos que corresponden los seguros, los pibes no van a cobrar ni la familia absolutamente nada porque la “provincia está atravesando un mal momento”", cuestionó.

"Estamos teniendo la buena voluntad de hacer concurrir, acceder a que los docentes sigan concurriendo a ese edificio aunque no están dadas las garantías, menos aun la de los chicos no manejan todavía los riesgos y los peligros que pueden ocurrir en función del deterioro que está sufriendo el edificio pero tampoco vamos a permitir que una supervisora, mandada vaya a saber por quién, venga a presionar a los docentes diciéndoles “todo el tiempo que están perdiendo lo van a recuperar en vacaciones” porque no fueron los docentes los que rajaron los cimientos ni abrieron las cañerías para que se socave el edificio", insistió en denunciar.

Con respecto a uno de los edificios propuestos, donde funciona actualmente la Escuela de Arte, recordó que "hay un informe de Bomberos que dice que por los materiales con que está hecho ese edificio ante un incendio no soportaría más de quince minutos, que no tiene salida de emergencia y la salida de emergencia no es volcar una pared porque todas las paredes de ese edificio dan a terrenos linderos de casas particulares, no hay un camino que permita evacuarlo correctamente".

"Bajo ningún punto de vista voy a aceptar que digan que es responsabilidad de los docentes garantizar el servicio educativo. El servicio educativo debe ser responsabilizado por el gobierno  de la provincia o las autoridades de la localidad si no tienen plata o si no les dan que se vayan a quejar a quien tengan que quejarse. Acá las cosas tienen que estar solucionadas y lo antes posible. No como en estos últimos días que la pasamos visitando la institución y no se encuentra una sola persona trabajando para solucionar el problema", advirtió finalmente Sampayo.Fuente: Deseado Revista

Otras Noticias