Desesperada búsqueda de los hijos de una docente que está desaparecida

Matías Araujo, lanzó ayer un desesperado pedido de ayuda, para localizar a su madre quien se ausentó de Caleta Olivia desde el sábado pasado. 

jueves, 30 de octubre de 2014 · 00:00

Se trata de Rita Bejarano, una reconocida docente que dicta clases de apoyo en el Centro Integrador Comunitario del Virgen del Valle. 

“Es todo muy extraño, porque ella es muy responsable con su trabajo y con la familia”, le dijo Matías Araujo a La Prensa de Santa Cruz, ayer por la tarde luego de recorrer hospitales, clínicas y comisarías en Comodoro Rivadavia. 

“Mi mamá salió el sábado por la mañana desde la casa de su novio, en el barrio San Cayetano. Dijo que viajaba a Comodoro a encontrarse con una amiga”, relató el hijo y aseguró que desde ese momento no se sabe más nada de ella. 

“Lo más extraño es que no hay registro de su viaje a Comodoro. Todo es muy extraño, porque mi mamá siempre avisaba lo que hacía, nos llamaba y siempre estábamos en contacto”, dijo y aseguró que “hemos hablado con sus amigas, al trabajo no fue, tampoco fue a visitar a familiares. Tenemos hermanos en el norte del país, que están desesperados”, sostuvo. 

Sobre la pareja de su madre, señaló que “hace dos años que salen. Tienen una relación muy buena. El sábado, él quería acercarla a la terminal, pero mi mamá le dijo que se iba sola”, relató.

Pericias 

Según indicó, ayer realizaron la denuncia en la seccional Tercera y los efectivos concurrieron al domicilio en el barrio 17 de Octubre para realizar una inspección ocular en la vivienda y en la cual no se hallaron demasiados indicios para lograr su paradero. 

“Ella vive sola, si salía o se demoraba siempre avisaba”, reiteró y señaló que “lo mismo sucede con sus compañeras de trabajo, que no encuentran explicación porque es muy responsable”. 

Matías Araujo aseguró además que su madre “es una mujer muy sana. No fuma, no toma alcohol, ni mucho menos consumía medicamentos por alguna enfermedad, ni tampoco estaba con algún tratamiento psicológico. Estamos muy angustiados y desesperados”, manifestó. 

Su hijo, quien se desempeña en una empresa petrolera, terminó su jornada laboral y se dirigió a Comodoro Rivadavia. “Supuestamente ese era el destino de mi mamá. Pero nadie sabe nada. Estimamos que en la terminal de Caleta se le podría haber vendido el pasaje en el transporte, porque habría llegado sobre la hora, pero de ahí en más no sabemos nada de nada”. 

Con relación a la denuncia policial tardía, señaló que “nos confiamos porque nos tomó por sorpresa. Nunca, jamás imaginamos que iba a suceder algo así”, sostuvo. 

También indicó que realizó más de 25 llamadas al celular que posee su madre. 

“Todos hemos mandado mensajes de textos y llamadas y por momentos los dan como entregados a los mensajes. También sucede lo mismo con las llamadas, a veces suenan los llamados y en otras da como apagado o fuera de servicio el celular”. 

“No hay indicios de nada. Estamos muy consternados”, sostuvo y manifestó que en estos días viajarán a Caleta Olivia, sus hermanos que residen en Pico Truncado y Córdoba “para realizar una especie de vigilia. Estamos muy esperanzados que aparezca”, sostuvo. 

Matías Araujo pidió la ayuda de la comunidad para que se aporten datos a la seccional más próxima o bien comunicarse al teléfono (0297) 154747922.