Cantín impone el bacheo en frío, la nueva moda en las calles de Río Gallegos

Una nueva de la devaluada gestión Cantín, tapan baches de las avenidas y calles con tierra, esto obedece a que no funciona la planta de asfalto por ser obsoleta y por la falta de previsión de los funcionarios municipales. Los vecinos y automovilistas como siempre los más perjudicados, algunas de las calles de gallegos bien podrían pasarse a llamar "Craterlandia".

viernes, 28 de marzo de 2014 · 00:00

 

Quizás ya nada puede sorprender a los vecinos de la ciudad Capital, las acciones que ejecuta la gestión Cantín a la hora de realizar trabajos de mantenimiento y limpieza en la ciudad de Río Gallegos. La capital provincial presenta un estado deplorable. Ahora los baches y pozos en las calles se tapan con arena previo un regado de alquitrán. Y se puede decir que las calles de Río Gallegos tienen ese no se que en los baches, tierra si créalo lector los baches y pozos en la capital de Santa Cruz se tapan con tierra. Esta modalidad de ir subsanando el deterioro de las arterias de la ciudad se comenzó a implementar hace un par de meses, en virtud de la salida de servicio de la planta de asfalto que posee el municipio la cual está obsoleta y tiene una antigüedad de más de treinta años.

Apenas asumió su mandato el intendente Cantín hizo hincapié en que pese a la situación económica en que se recibía el municipio se iba a invertir en maquinaria y en la reparación o compra mediante préstamo de una nueva planta de asfalto para efectuar las tareas de bacheo y reparación de calles asfaltadas. El tiempo fue transcurriendo y hoy a más de dos años de gestión de Raúl Cantín han pasado tres Secretarios de Obras Públicas y Urbanismo en el municipio y la situación a empeorado, las calles de la ciudad capital están destruidas.

Los tapamos con tierra

Con el tapado de los baches con arena, en las calles y avenidas de amplia circulación de la ciudad queda en evidencia la falta de compromiso y de gestión de la actual conducción municipal. Poder contar nuevamente con una planta de asfalto para el área de Obras Viales del Municipio resulta imperioso para efectuar este tipo de reparaciones que demanda una ciudad en crecimiento y con un parque automotor que ha crecido en demasía en los últimos años. Si bien desde el municipio se ha dicho que para poder contar con una planta de asfalto nueva o en su defecto reacondicionada tiene costos muy elevados. Haciendo una consulta a especialistas viales Diario Nuevo Día, ha podido saber que el tener este tipo de equipamiento demandaría una suma cercana que va desde los 300 a los 500 mil pesos en el caso de una máquina con una capacidad de procesamiento de seis metros de asfalto por hora. También otra de las alternativas inmediatas ante de tirar tierra sobre un bache o un pozo en una calle sería el reparador instantáneo denominado "Rapibach" que es un compuesto asfáltico que se entrega listo para su empleo, no hace falta mezclarlo, calentarlo ni agregarle absolutamente nada. Entre sus características se destaca el bajo consumo, perfecta adherencia, máxima durabilidad y menor costo operativo. El cual es generalmente usado en rutas y calzadas de gran circulación. Los funcionarios municipales parecen desconocer que existen estas alternativas, y en definitiva el único perjudicado es el contribuyente.

Promesas incumplidas

Es necesario no olvidar que en tres oportunidades y con la presencia de distintos funcionarios nacionales se anunciado con bombos y platillos la repavimentación en tres etapas de la avenida San Martín y la puesta en valor del borde costanero local, sin que hasta el momento se conozca si hubo alguna empresa que ganó la licitación o la misma quedo desierta por falta de oferentes. Esto demuestra que con postergación y anuncios de obras inconclusas el gobierno municipal sigue teniendo una gran deuda con sus contribuyentes y se sigue observando a diario como en la avenida San Martín y otras calles de gran circulación se tapan los baches con arena, lo que sería, ni más, ni menos como esconder la basura debajo de la alfombra. (El Diario Nuevo Día)