Inseguridad en Río Turbio: asesinaron a un hombre en un asalto

Un joven de 27 años, llamado Lucas Moussou, perdió su vida a manos de dos delincuentes que ingresaron en su casa mientras estaba durmiendo con su pareja y su hija. Los encapuchados lo atacaron con armas blancas y armas de fuego. La Cuenca, conmovida por un nuevo hecho que enluta a la sociedad.

jueves, 3 de abril de 2014 · 00:00

Río Turbio se despertó con una horrible noticia: en un intento de robo, asesinaron a un hombre que vivía en esta localidad. Lucas Moussou, de 27 años, sufrió un asalto en su vivienda particular, junto con su pareja, Vanina Martínez, de 32, y con su hija. La mujer logró escapar con la pequeña, quedando Lucas dentro de la casa para defenderse de los ataques de los dos delincuentes, quienes lo apuñalaron y le dispararon con armas de fuego.

Adriana Gálvez recibió a Martínez alrededor de las 2:30 de la madrugada, en el medio de una situación desesperante. La vecina confesó que los gritos de auxilio la despertaron, todavía conmocionada por lo ocurrido.

De acuerdo a lo que se pudo conocer, los dos encapuchados irrumpieron en la casa a través de una ventana. Cuando se percataron de la presencia de los moradores, los obligaron a ingresar al baño de la casa. Los delincuentes habrían cometido el hecho en búsqueda de dinero, debido a que Lucas era comerciante. Él les dio un importante monto, pero los delincuentes pidieron más, desencadenando el forcejeo y la lucha que terminó con su vida.

Desde la guardia del Hospital de la Cuenca Carbonífera confirmaron que Moussou entró a la guardia cerca de las 3 de la mañana, ya sin signos vitales, pese a los intentos de reanimación realizados en la ambulancia y en el establecimiento. Presentaba heridas de arma blanca y de fuego. En cuanto a estas últimas, una estaba en su abdomen y otra en su muslo, mientras que, en lo que hace a las puñaladas, las mismas lo alcanzaron en distintas partes, como la cabeza, el tórax, el abdomen y la región cervical.

Posteriormente, entró Martínez, con heridas de arma blanca en el cuero cabelludo y en el rostro. Afortunadamente, ella se encuentra estable y en internación.
Con respecto a la hija de la pareja, la pequeña ingresó al nosocomio en estado de shock, producto de la trágica escena que tuvo que presenciar. Rápidamente, personal del hospital le brindó asistencia psicológica para poder comenzar a paliar la crisis.

Este caso movilizó a los vecinos y comerciantes de la localidad, quienes instaron a no abrir sus comercios en señal de duelo por lo que le pasó a Moussou. Episodios como este no tenían lugar en la Cuenca, por lo que la comunidad se encuentra conmovida y alterada.

Por último, cabe informar que se están haciendo controles vehiculares a cargo de personal de las comisarías tanto de Río Turbio como de 28 de Noviembre, habiendo comenzado ya la etapa investigativa. (fuente: Patagonia Nexo)