Comenzaron en San Julián indagatorias a referentes de la UOCRA por la golpiza

El juez de instrucción de Puerto San Julián, Ludovico Pío Pala, comenzó anoche a tomar declaración indagatoria a los cinco referentes de la seccional Comodoro Rivadavia de la UOCRA que en la madrugada del martes fueron detenidos por la policía en Piedra Buena, luego de los violentos incidentes que dejaron un herido de extrema gravedad.

viernes, 20 de junio de 2014 · 00:00

Caleta Olivia (agencia)  Los imputados en la causa habían sido trasladados esposados en horas de la mañana desde Piedra Buena en dos móviles patrulleros de las comisarías Primera y Segunda de esa misma localidad y en otro facilitado por la comisaría de Puerto Santa Cruz, con una custodia regular.
Luego de cubrir un trayecto de 120 kilómetros hasta San Julián, quedaron alojados en las comisarías Primera, Segunda y la Alcaidía de esa ciudad, a la espera de que el juez Pío Pala los requiriera en su despacho para indagarlos.
Fuentes policiales señalaron que algunos de los detenidos en carácter de incomunicados se mostraban fríos y que solamente uno de ellos (cuya identidad no se precisó) expresó preocupación por sus hijos.
Las indagatorias comenzaron alrededor de las 21 y se presumía que las mismas se extenderían hasta la madrugada de hoy, aunque al cierre de esta edición no se tenían precisiones acerca de si alguno de los detenidos se negó a prestar declaración.
Pudo saberse que el secretario general de la UOCRA comodorense, Raúl “Conejo” Silva, estaba alojado en la comisaría Primera de San Julian, en tanto que el resto fue distribuido en los calabozos de la comisaría Segunda y de la Alcaidía, tratándose de Gustavo “Huevo” Silva (su hermano), Jorge “Chancho” Lepe Vera, Miguel Ángel Baeza y Armando Iván Paredes Alfaro.

ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE
En tanto el director del Hospital Regional de Río Gallegos, Hugo Cuaccioni, negó terminantemente las versiones que comenzaron a circular ayer en esa ciudad, las cuales indicaban que se habían establecido comunicaciones con el INCUCAI para ablacionar los órganos de Sebastián Peña, el sindicalista de la UOCRA de Neuquén que sufrió un gravísimo traumatismo de cráneo.
El facultativo aclaró que no se había declarado la muerte cerebral a pesar de que presenta lesiones que comprometen seriamente su vida y que los médicos de la Unidad de Terapia intensiva continuaban asistiéndolo permanentemente.
Se presume que Peña, de 38 años de edad, habría sido golpeado con un palo de pool u otro elemento contundente cuando se desató la batalla campal entre facciones de Comodoro y Neuquén del mismo gremio, generándose inmediatamente después un enfrentamiento a balazos, aunque ningún proyectil dio en el cuerpo de integrantes de alguno de los grupos.
Vale también recordar que los incidentes se produjeron minutos después de las 2 de la madrugada en la gamela de Intersat, empresa que realiza el mantenimiento del sistema interconectado nacional y horas antes del anunciado plenario de seccionales de la UOCRA de la región patagónica, el cual fue suspendido.