Incidentes en el hospital de Caleta Olivia luego del paro de ATE

Luego de la decisión de ATE de levantar la medida de fuerza que mantuvieron desde hace tres semana, nuevos incidentes se suscitaron en el seno del Hospital Zonal de Caleta Olivia.

sábado, 27 de septiembre de 2014 · 00:00

 En este caso es por el pago del arancelamiento que por una “política” del directorio no les fue abonado.

Este monto que oscila según categoría desde los $150 hasta los casi $3000, pertenece al mes de agosto, según se supo la directora decidió no abonar estos montos, por los días de paro.

Pero según manifestaron desde ATE, durante el mes de agosto no se realizaron paros y de haber ocurrido esto todos fueron “legales”.

Ayer en horas de la mañana y luego de mantener varias reuniones con el directorio, los afiliados de ATE determinaron “tomar” pacíficamente el ingreso a la dirección.

De este modo, la directora del nosocomio, Dra. Patricia Zari llamó a la policía con el fin de que desalojen el lugar.

Muy molestos por esta determinación, los afiliados de ATE decidieron hacerse a un lado y dejar pasar tanto a pacientes como a trabajadores.

“Esta medida arbitraria, de persecución es para disciplinar a ATE” expresó molesto el secretario General de ANUSATE, Carlos Garzón; “este monto que esperaban muchos compañero cobrar, aunque sea para algunos insignificantes para otros es necesario, si es que hubo paro como ella dice (por la directora) fueron legales y es un derecho que tenemos y no fueron tanto como para descontar el 100% del arancelamiento”.

“Es necesario hablar de las políticas que tiene este hospital, que ahora decide quitarle el arancelamiento de $150 a los compañeros, cuando cobra por consulta $80, cualquiera que vine a este hospital si no tiene obra social debe abonar este monto que aumento considerablemente porque antes se pagaba $30, no hay diferencia con un médico particular” comentó molesto y argumentó “los hospitales deben ser gratuitos”.

“Si ahora van por esto, después van a ir por el sueldo, entonces esto no debemos permitirlo” finalizó Garzón.

Por su parte Graciela Olmos quien se encontraba pacíficamente tomando el ingreso al directorio junto a otros trabajadores, dijo “vamos a continuar acá hasta que nos devuelvan la plata, porque aunque sean dos mangos mugrientos, no es la manera. Ayer (por el jueves) y hoy estuvimos reunidos, pero continua con la misma postura, nos dijo que la ley es clara en cuanto al arancelamiento”.

Consultada por posibles medidas de fuerza luego de esta dura postura del directorio, “estamos evaluando a nivel provincia, porque estamos esperando la paritaria del 3 de octubre. Seguramente evaluaremos todo esto también, porque es una manera de perseguirnos” y resaltó “estamos en alerta y movilización”.

Dirección

La directora del nosocomio, la doctora Patricia Zari, dio su explicación del caso: “nosotros nos regimos por la ley de arancelamiento hospitalario, en la cual contempla en el anexo 2 que existen sanciones disciplinarias de apercibimiento se paga solo el 50%, si hay llegadas tardes un descuento del 5% por día, si hay faltas injustificadas también hay un descuento. El arancelamiento es un incentivo para la gente que trabaja, lamentablemente llegamos al segundo mes de gente que no trabaja” resaltó.

“Hay una gran inequidad, porque la gente que trabaja en forma sobrecargada, que tiene doble tarea en los turnos, en las secretarías incluso en el mismo arancelamiento porque este mes fue realmente muy bajo, porque no se pudo hacer la facturación en tiempo y en forma. Tuvimos retraso en todos, en entregar los turnos, en entregar las historias clínicas, al hacer las facturaciones, incluso en las internaciones, esta es una consecuencia ante lo que nos toca vivir día a día y de la realidad” refirió Zari.

Según dijo fue una decisión que se tomó en equipo, junto con los jefes de servicio y de departamento “porque ellos nos manifestaron su disconformidad porque consideran que no es justo, que quien no trabajo ningún día o que el que vino firmó y se fue, se le otorgue el mismo derecho que tiene aquel que vino a trabajar y con sobre carga” indicó.

En este sentido reiteró “la persona responsable que vino a trabajar cobró el arancelamiento”; por el trabajo que realizan este grupo de afiliados y excooperativistas dijo “vemos que hay un gran deterioro en las prestaciones de los servicios, que la gente que trabaja y tiene compromisos con el hospital tiene muchas dificultades para poder desarrollar su tarea normalmente y obviamente que quien percibe esto es el paciente”.

En cuanto a las guardias mínimas que ATE dice cumplir dijo “ellos no aseguraron las guardias mínimas, ellos dicen únicamente en las áreas críticas y es un concepto totalmente erróneo, porque en las áreas críticas no se puede hacer medidas de fuerza, se supone que tenemos a un paciente que si lo dejamos de lado puede costarle la vida a ese paciente”.

“Es lamentable porque son compañeros que desde el momento que pasaron a provincia, cambiaron rotundamente, el compromiso que tenían con su trabajo no es el mismo que el de antes, excepto un honroso equipo de trabajo que trabajan con idoneidad y responsabilidad” finalizó la directora.