Rescate

Heroico rescate de un joven perdido en un glaciar en Tierra del Fuego: se salvó de milagro

Pablo Gómez se encontraba realizando una excursión el martes último y no se supo más nada de él. Informaron que sufrió una fractura en una de sus piernas producto de una caída, por eso no podía moverse
jueves, 12 de marzo de 2015 · 10:40

El joven de 27 años que se había perdido mientras caminaba por un glaciar en las proximidades de la ciudad de Ushuaia fue hallado este miércoles con vida, después de un operativo de búsqueda que se extendió durante 22 horas.

Pablo Gómez había sufrido una caída como consecuencia del fuerte temporal de viento registrado el miércoles en Tierra del Fuego, se había fracturado una pierna y por eso no podía moverse, explicaron los primeros rescatistas que tuvieron contacto con él.

Gómez logró salvarse porque luego de la caída, en la que también sufrió un traumatismo de cráneo, pudo arrastrarse hasta un precario refugio de montañistas instalado en la cima del cerro Godoy, donde aguardó la ayuda soportando las severas condiciones climáticas del lugar.

Los 16 integrantes de Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, la Policía provincial y la Gendarmería Nacional que lo buscaban lograron hallarlo el miércoles, cerca de las 20, luego de un despliegue que incluyó el uso de cuatriciclos y perros adiestrados.

"Estaba conmocionado todavía por el golpe y deshidratado, pero consciente. Tuvimos que estabilizarlo en el lugar y después de unas horas pudimos iniciar el descenso hasta la ciudad", explicó una fuente ligada al operativo.

Por su parte el Gobierno provincial confirmó en un comunicado que el joven fue trasladado al Hospital Regional de Ushuaia donde quedó internado en observación.

Gómez, quien reside en la capital fueguina desde hace tres meses, había emprendido una caminata en compañía de su prima, Melisa Mouriño, que está de visita en la ciudad.

La chica decidió regresar al advertir la intensidad del temporal de viento, pero el joven resolvió seguir.

Mouriño lo esperó en la base de la montaña y poco después recibió un mensaje de texto en el que el su pariente le contaba que había "llegado a la cima".

Sin embargo, ya no volvió a tener noticias de él y por eso resolvió efectuar la denuncia ante la Comisaría Segunda de Ushuaia para que comenzara la búsqueda.

El joven no tenía experiencia profesional en escalada de montañas y vestía un pantalón de jean y una campera.

Para los rescatistas, haberlo encontrado con vida después de sobrevivir una noche en la montaña en esas condiciones resultó "poco menos que un milagro".