En Chubut

Un centenar de violadores ya está registrado en la base datos provincial

El trabajo de investigación en sentencias antiguas y el avance en nuevas condenas contribuye a la identificación de autores de delitos sexuales, clave para poder detectar e imputar a Miguel Pallalaf por la muerte y vejación de Yasmin Chacoma.
miércoles, 18 de marzo de 2015 · 16:46

El Registro de Antecedentes Penales y Abusos Sexuales, que depende del Superior Tribunal de Justicia, fue creado en 2009 y cuenta con información genética de condenados por abusos sexuales en la provincia, con sentencia firme.

Según detalló la directora del registro, Alicia Pugh en el caso de los delitos sexuales la base de datos está establecida de dos maneras: por las condenas firmes de los delitos sexuales en donde se guardan los datos del condenado incluido el ADN y además hay otra base de datos donde se guarda el ADN cuyo autor no ha sido identificado.

Este registro fue clave en elcaso de Yasmin Chacoma, dado que fue por el cotejo de datos con la base que se consiguió imputar por el macabro crimen y abuso a Miguel Pallalaf.

Cabe señalar que al momento de identificar a Pallalaf como el autor del delito, la base de datos "contaba con 55 antecedentes”, en 2014 ese número se incrementó a 70.

Y en la actualidad, Pugh señaló que "hay 120 condenados con condena firme que conforman la base de datos”, las personas señaladas corresponden a casos investigados en todo el territorio provincial.

Sobre el incremento de registrados, la directora explicó que "la diferencia entre los números es porque se sigue un proceso posterior a que la condena quede firme. Y allí se da un trabajo también de investigación en los registros de condenados antiguos”.

Consultada por el tiempo que demanda contejar datos, Pugh - en diálogo con la Petrolera- utilizó como ejemplo el caso Yasmin: "nosotros no nos manejamos con muestras genéticas, sino con las conclusiones de los laboratorios que han analizado la muestra. En el caso Yasmin la muestra nos llegó en papel y a los 25 minutos se realizó el cotejo y quedó confirmada la identidad. Con las conclusiones obtenidas nos dirigimos al Cenpat y allí el doctor Basso, especialista en el tema, confirmó la presunción”, de culpabilidad de Pallalaf.

 Fuente El Patagonico