LA DESESPERACIÓN DE UN HIJO

Jóven caletense ofreció su auto a cambio de un rinón para su madre

Luis Carrizo puso a disposición su vehículo a cambio de un riñón para su mamá, Nilda Monteros, quien se realiza diálisis desde hace 15 años, día de por medio y por el transcurso de 4 horas. Ahora buscan a familiares directos dispuestos a la donación.
jueves, 19 de marzo de 2015 · 18:01

 Luis Alberto Carrizo tiene 32 años y hace unos días publicó mediante su facebook personal lo siguiente: "Bueno ya pude tener mi auto, pero hoy lo cambio por un riñón para mi viejita, ya son 15 años que ella se dializa día por medio, lo único que necesito es que sea compatible el riñón y no quiero verla sufrir más a mi mamá".

La desesperación de un hijo preocupado por la salud de su madre lo llevó a tomar esa decisión, hoy nos visitaron en los estudios del programa radial La Vanguardia del Sur y nos comentaron como es la situación actual: "Verla día de por medio a mi mamá hacerse la diálisis no me gusta, ya que algunas veces queda con secuelas que la dejan de cama, por eso puse mi auto a cambio de un donante, pero el médico me dijo que no era legal hacer ese ofrecimiento", comentó Lucho.

 "Hubo mucha gente que se comunicó conmigo para interesarse de la situación de mi madre, pero lamentablemente no podemos hacerlo de esa forma, el donante debe ser un familiar directo o esperar que surja la posibilidad por parte del INCUCAI, igualmente agradezco a todos los que me mandaron un mensaje o me llamaron para darnos ánimo en esta búsqueda", agregó Luis.

 Nilda Monteros tiene 67 años y desde los 42 que visita el centro de diálisis Diaverum día por medio donde permanece durante 4 horas para eliminar los productos de desecho y líquidos de la sangre que los riñones no pueden eliminar, el 11 de enero se cumplieron 15 años realizando esta practica tan necesaria para continuar con vida: "La máquina es mi riñón, durante todo este tiempo me he acostumbrado a esta vida, pero muchas veces quedo de cama luego de la sesión. Estoy en la lista de espera del INCUCAI y todos los años tengo que viajar a Buenos Aires para actualizar mis estudios, tuve una posibilidad de ser trasplantada, pero el riñón no era compatible", señaló Nilda.

Ahora comenzó la búsqueda de los hermanos de Nilda, ya que ella se crió con su abuelo y tiene 9 hermanos en Chubut con quienes perdió el contacto. Este fin de semana emprenderán un viaje para intentar dar con alguno de ellos y tener alguna esperanza de conseguir un riñón de su misma sangre, que una esos lazos perdidos en algún momento: "Esperamos encontrar a mis tíos con quienes perdimos contacto desde hace mucho tiempo, tenemos la fe de que se les ablande el corazón y puedan colaborar con nosotros, queremos que mi mamá siga al lado nuestro por mucho tiempo, y para eso necesitamos encontrar a alguno de sus familiares directos", dijo Luis.

 Además Nilda hizo su reflexión ante la idea de su hijo de cambiar su auto por un riñón: "Yo entiendo lo que intentó hacer, pero creo que una persona que es donante debe hacerlo de corazón y convencido de lo que hace sin nada a cambio, yo le voy a estar agradecida de por vida al familiar que me done su riñón, y no hace falta que mi hijo tenga que dar su auto que le costó tanto comprar". Fuente : La Vanguardia del Sur