Chubut

Otro tribunal rechazó la excarcelación para Jones Huala por el peligro de fuga

Una Cámara Federal de Río Negro consideró que el activista mapuche tiene una “actitud elusiva” y una “notable falta de apego” para someterse a las citaciones de la Justicia. Por eso falló a favor de que siga detenido en la U-14 de Esquel. Aclaró que el pedido de extradición a Chile sigue vigente.
lunes, 24 de julio de 2017 · 12:19

La Cámara Federal de Apelaciones de General Roca rechazó otro pedido de excarcelación del líder de Francisco Facundo Jones Huala, líder de Resistencia Ancestral Mapuche preso en la Unidad 14 de Esquel. Así resolvió una queja que la defensa instaló en el Juzgado Federal de Bariloche, Río Negro. La decisión ya fue comunicada a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Los jueces Mariano Roberto Lozano y Richar Fernando Gallego concluyeron “la existencia de elementos objetivos que predican sobre el riesgo de que Jones Huala, en caso de recobrar su libertad, intentará fugarse”.
El tribunal recordó que Chile solicitó a Interpol la detención ya que no se presentó a la audiencia a la que había sido citado por la justicia, “huyendo a la Argentina tras haber ingresado a aquella vecina República por un paso clandestino”.
Esto motivó la “Clave Roja”: su pedido de captura y detención internacional. “Esto evidencia el interés de las autoridades judiciales de Chile en su extradición, aún vigente. En más de una ocasión fue declarado rebelde y ordenada su captura”.
“Estas conductas evidencian una actitud elusiva, una notable falta de apego a los compromisos por él asumidos –explicaron Lozano y Gallego- Esa actitud y las demás circunstancias habilitan la adopción y mantenimiento de esta medida cautelar, en tanto constituyen serios indicadores que predican que Jones Huala podría adoptar un comportamiento similar en caso de recuperar su libertad, en el marco de este proceso en el que se encuentra comprometida la responsabilidad del Estado argentino”. Opinaron que no hay ninguna medida alternativa a la cárcel que pueda neutralizar el riesgo de fuga.
El fallo recordó las actuaciones judiciales iniciadas en 2014 y 2015 por el incendio de un camión de cargas en Leleque y pintadas en Gualjaina. Por la última se detuvo a Gonzalo Fabián Cabrera. Fue entrevistado por un oficial de la División Policial de Investigaciones de Esquel, quien corroboró a través de INTERPOL -a partir de los datos que Cabrera le dio— que Jones Huala registraba un pedido de captura,  que se transformó luego en un pedido internacional.  
En medio de ese proceso, el 5 de marzo de 2015 la Corte de Apelaciones de Valdivia pidió a la Argentina la detención con fines de extradición. Sin embargo el 13 de marzo sucede un presunto hecho de ocupación de un sector de una estancia del paraje Vuelta del Río. Recién en mayo de 2016 se detuvo a Jones Huala, quien también quedó detenido a disposición del Juzgado Federal de Esquel por el proceso de extradición. En ese juicio el juez federal Guido Otranto declaró nulo un informe policial, archivó las actuaciones y liberó a Jones Huala. Esa decisión fue recurrida por el Ministerio Público Fiscal y debe decidir la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Este recorrido procesal es el que usa la defensa del líder mapuche para asegurar que si ocurre otro proceso de extradición, sería como juzgar dos veces por el mismo hecho al activista.
La Cámara rionegrina explicó que Otranto liberó a Jones Huala pero sostuvo la orden de captura requerida por Chile. “En tales condiciones el funcionario de Gendarmería Nacional hizo bien cuando arrestó”, sentenció.
Cualquier argumento que quiera dar Jones Huala será cuando haya otro juicio de extradición y lo resolverá primero el juez a cargo y luego la Corte. Lo único que se decide ahora es si su detención para que no se fugue es correcta. “Es un procedimiento especial, sumamente abreviado, en donde el tribunal argentino nada decide sobre el mérito de la imputación que pesa sobre el requerido sino y únicamente, sobre la reunión de los extremos que habilitan para ponerlo a  disposición de la autoridad judicial del país requirente”.
El juez decidió que “existían motivos bastantes” para sospechar que en caso de recuperar su libertad Jones Huala intentaría eludir la justicia, frustrando el trámite de extradición. “Consideró que fue necesario recurrir a un procedimiento de esta naturaleza para ponerlo a derecho y, por otro, que en Chile se le atribuye haber ingresado a ese país de modo clandestino ´lo que habitualmente requiere un profundo conocimiento del terreno y una preparada elaboración´, circunstancia que ilustraba suficientemente acerca de su capacidad para eludir a las autoridades”.
Añadió que Jones Huala dijo tener domicilio en el Puf Lof en Resistencia de Cushamen, en Leleque. “Constituye un asentamiento de miembros de la comunidad mapuche en un territorio reivindicado como perteneciente ancestralmente a esa comunidad”.
Sin embargo, “su supuesta residencia en ese lugar, además de que no fue acreditada por ningún medio, constituye un obstáculo para la localización del nombrado en caso de ser requerida su presencia por este Tribunal. No puede soslayarse el alto nivel de conflictividad existente en el sitio”.
Además Jones Huala tiene una declaración de rebeldía y captura, informada por el Registro Nacional de Reincidencia.
En este escenario y como Chile sigue con la voluntad de obtener su extradición, se rechazó la excarcelación del líder del RAM.

25%
Satisfacción
0%
Esperanza
75%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios