El Irízar zarpó desde Ushuaia para la cumplir la primera etapa de la Campaña Antártica

El buque realizaba ayer las maniobras finales de reaprovisionamiento de combustible en el puerto fueguino para luego poner rumbo hacia el inicio de la campaña científica y de reabastecimiento de las bases antárticas.
miércoles, 03 de enero de 2018 · 16:26

El rompehielos Almirante Irízar zarpó ayer del puerto de Ushuaia para cumplir con la primera etapa de la Campaña Antártica de Verano 2018, según informaron fuentes militares.

El buque, que había salido de la dársena “E” del puerto de la ciudad de Buenos Aires el 26 de diciembre, realizó las maniobras finales de reaprovisionamiento de combustible en la capital fueguina para luego poner marcha hacia la campaña científica y de reabastecimiento de las bases antárticas argentinas.

En la etapa inicial, el Irízar visitará las bases Marambio, Petrel, Cámara, Orcadas y Belgrano II.

Con posterioridad, el buque naranja retornará a Ushuaia el 10 de febrero para reaprovisionarse, y el 14 regresará a la Antártida para llegar a las bases Petrel, Marambio, Cámara, Brown, Frei, San Martín, Groussac, Carlini, Esperanza y Orcadas, según informó la Armada Argentina en un parte oficial.

La embarcación transportará en total 6.187 toneladas de víveres, 432 tambores de combustibles, 292 tubos de gases (entre nitrógeno, helio, oxígeno y acetileno) y 87.178 toneladas de carga general.

La dotación está compuesta por 173 personas a las que se sumaron, en este viaje, otras 13 para las tareas propias de la navegación.

Además, se encuentran a bordo, 95 personas que se ocuparán del trabajo de descarga de material y las dotaciones de las bases Esperanza, Belgrano II, Petrel y el refugio Groussac.

El rompehielos cuenta con 13 laboratorios adaptados especialmente para el estudio de glaceología, meteorología, química, microbiología, biología marina y oceanografía.

El Ministerio de Defensa informó que tras el proceso de reconstrucción y modernización al que fue sometido el Irízar, se incorporó tecnología de última generación, se duplicó su capacidad de transporte de Gas Oil Antártico (GOA) y se incrementó en un 600 por ciento la cantidad de espacio dedicado específicamente a la investigación científica.

Por otra parte se renovaron los alojamientos potenciando su calidad y capacidad y se adecuaron los sistemas de climatización, cámaras frigoríficas, cocina, destiladores de agua potable, plantas de tratamientos de residuos y sistema de descongelamiento de la pista de aterrizaje, además de adquirirse 4 lanchas de abandono, grúas de 16 toneladas y 6 balsas salvavidas.

El buque también cuenta con un departamento de Sanidad con quirófano, sala de terapia intensiva, terapia intermedia, sala de internación y laboratorios de bioquímica y odontología, señalaron las fuentes militares.

 

Fuente y foto. El Sureño (Río Grande) 

Comentarios