Qué hacer los días grises y con lluvia si vacacionás en Las Grutas

A falta de playa, los turistas eligen las caminatas y visitar el centro comercial.
jueves, 27 de diciembre de 2018 · 10:00

El temporal no da respiro en esta parte de la Costa Atlántica rionegrina y ya causó algunos inconvenientes, como los de la Tercera Bajada (ver aparte). Viento, lluvia y frío fueron constantes durante toda la jornada de ayer, para desazón de los turistas que se encuentran en la zona.

El fenómeno climático se ligó a las mareas de estos últimos días que superaron los 9 metros de altura (las habituales rondan los 8,50 metros), y lograron un espectáculo fascinante cuando el mar chocaba contra el acantilado.

A falta de playa, la sudestada fue un gran atractivo para decenas de personas que se maravillaron con cada ola que rompía en el murallón natural.

Por momentos se escucharon fuertes estruendos como detonaciones, provocados por las cuevas colapsadas por el océano, y luego emergían cortinas saladas que llegaban a salpicar la costanera.

No todos estuvieron disconformes con el clima, pues un grupo de jóvenes aprovechó para barrenar el oleaje con tablas especiales. Bien equipados con trajes de neoprene que soportan las bajas temperaturas, los deportistas estuvieron bastantes horas en el agua. Una y otra vez se internaron para esperar el embate deseado, que les permitiera subirse a la cresta y dibujar alguna pirueta.

Se esperan lluvias por la mañana y recién por la tarde mejoraría el tiempo. El viernes, la máxima llegaría a los 34 grados

Buscan qué hacer

Las malas condiciones del tiempo obligaron a los visitantes a buscar alternativas con qué distraerse. Se repitieron las caminatas por la costanera, el centro comercial y sus tres shoppings, donde están en pleno funcionamiento la mayoría de los locales.

Visitantes y residentes debieron apelar a ropa de abrigo para soportar el agua y el viento gélido.

También, como es habitual estos casos, muchos buscaron recrearse en San Antonio Oeste, la localidad cabecera que ofrece un circuito histórico imperdible con dos museos, un barrio antiguo (el ferroviario), los barcos encallados en la costa, el muelle de pescadores y el predio donde descansan cientos de vagones arrumbados.

Los que se lucieron fueron los establecimientos gastronómicos, especialmente los que se dedican a preparar pescados y mariscos que se capturan en el golfo San Matías. Entre otras delicias, se destacan los langostinos, una especie que apareció masivamente y es muy preciada por su sabor y alto valor en el mercado.

El pronóstico del servicio meteorológico no es muy alentador. Para hoy a la mañana se esperan lluvias y una máxima de 28 grados. Por la tarde mejoraría. El viernes la temperatura llegaría a los 34 grados y estará ventoso. Algo similar se anticipa para el sábado.

Comentarios