Hantavirus,: recomendaciones desde el Hospital Zonal de Caleta

La ciudad de Caleta Olivia no es zona endémica, pero difunden acciones preventivas.
miércoles, 9 de enero de 2019 · 12:36

DOCENCIA E INVESTIGACION HZCO

Recomendaciones sobre el Hantavirus

¿Qué es el Hantavirus?

Se trata de una enfermedad zoonótica de tipo viral, producida por un virus, Hantavirus.

¿Dónde se localiza?

Presentan una distribución mundial, y producen en los seres humanos dos formas clínicas graves, la Fiebre Hemorrágica con Síndrome Renal en Asia y Europa y el Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus en América

En Argentina existe cuatro regiones endémicas:

Norte (Salta, Jujuy),

Centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos),

Noreste (Misiones) y

Sur (Neuquén, Río Negro y Chubut)

La localidad de Caleta Olivia no corresponde a zona endémica.

¿Cuál es el agente transmisor?

Los ratones silvestres (principalmente los colilargos) lo transmiten a las personas, eliminando el virus en la saliva, las heces y la orina.

¿Cómo se transmite?

Por inhalación: Es la causa más frecuente. Ocurre cuando respiramos en lugares abiertos o cerrados (galpones, huertas, pastizales) donde las heces o la orina de los roedores infectados desprendieron el virus contaminando el ambiente.

Por contacto directo: Al tocar roedores vivos o muertos infectados, o las heces o la orina de estos roedores

Por mordeduras: Al ser mordidos por roedores infectados.

Por vía interhumana: puede transmitirse entre personas a través del contacto estrecho con una persona infectada durante los primeros días de síntomas, a través de la vía aérea.

¿Qué síntomas presenta una persona con sospecha de infección?

Se puede presentar de las siguientes formas:

Forma febril indiferenciada: similar a un síndrome gripal, con fiebre, escalofríos, dolores musculares, cefalea, náuseas, vómitos y diarrea.

Formas con compromiso abdominal, renal, hemorrágico o neurológico

Síndrome cardiopulmonar (SCPH), es la forma mas grave que puede llevar a la muerte, si no es tratada a tiempo.

¿Cómo es el tratamiento?

No posee tratamiento específico, requiere aislamiento, evaluación clínica y controles.

¿Cómo podemos prevenir el contagio?

Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones.

Evitar que los roedores entren o hagan nidos en las viviendas.

Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías.

Realizar la limpieza (pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada nueve de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.

Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones). Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo húmedo antes de ingresar o mascarilla respiratoria.

Si se encuentra un roedor vivo: usar veneno para roedores o tramperas para capturarlo (no intentar tocarlo o golpearlo).

Si se encuentra un roedor muerto: rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar un mínimo de 30 minutos. Luego recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 cm de profundidad o quemarlo.

Si acampas, hazlo lejos de maleza y basurales, no duermas directamente sobre el suelo.

Las personas que presenten síntomas de la enfermedad deben concurrir rápidamente a un establecimiento de salud para la consulta y evitar el contacto estrecho con otras personas. (La Vanguardia del Sur)