Punta Arenas fue escenario de violentos ataques y disturbios al caer la noche

A partir de las 17 horas, miles de personas se reunieron para marchar por el centro de la ciudad. Sin embargo, pasadas las 20 horas, un clima de caos y anarquía se apoderó de la capital regional, registrándose duros enfrentamientos entre hordas de violentistas y personal de Carabineros.
martes, 29 de octubre de 2019 · 09:25

Si alguien pensaba que con un cambio de gabinete y el levantamiento del Estado de Emergencia (con el consiguiente retiro de militares de las calles) iba a lograr que la gente volviera a su rutina habitual, estaba muy equivocado. Un gran porcentaje de chilenos exige cambios estructurales y no cree en las promesas y palabras de las autoridades. Por eso, ayer nuevamente miles de personas volvieron a marchar por las calles de Punta Arenas.

Desde las 17 horas, la gente comenzó a reunirse en la Plaza Muñoz Gamero. Pero a diferencia de otros días, especialmente el viernes, el ambiente no fue tan festivo. Ya no hubo carteles tan divertidos, ni disfraces. La gente sigue molesta, y en otros casos, enrabiada, y así lo expresó.

Mientras la columna de gente se extendía desde la plaza Muñoz Gamero hasta diagonal Don Bosco, los consultados tomaban con sorna la pregunta sobre qué le había parecido el cambio de gabinete, realizado en la mañana por el Presidente Sebastián Piñera y que significó ocho modificaciones en la cartera de ministros. Cristina Mamani, por ejemplo, opinó que “no es un tremendo paso que estamos dando con esto, porque más allá del cambio de gabinete, tenemos que hacer una reforma constitucional, que es la base de todo. Pongamos a quien pongamos, si no hay reformas, esto va a seguir igual. Cambian primo por prima y es lo mismo, no hay cambios, la dieta parlamentaria, la cantidad de parlamentarios es lo principal para ver un cambio y sobre todo la reforma constitucional, si no, esto no va a funcionar”.

Más molesto se mostró Mauricio Miranda: “Esto es un verdadero chiste, Piñera sigue haciendo el sordo y cree que con estos pequeños cambios, va a cambiar todo lo que piensa la gente. Es como la misma mier… pero con otro olor. Sigue igual esto. Hay que seguir manifestándose para que esto cambie de verdad, tienen que darse cuenta que se necesita un cambio real, no de mentira”.

Escéptico

A su vez, Manuel Vera, si bien en un principio expresó que “me da la impresión que Sebastián Piñera intenta modernizar un poco, mostrar que la derecha está un poco más joven”, se mostró “muy escéptico, no sé qué tanto compromiso va a tener el gobierno en cambiar, que no son pequeños detalles, sino una estructura muy grande, ese es mi escepticismo”.

Valeria Muñoz añadió que “ni he querido ver las noticias, pero sé que es un tongo más del gobierno. Estoy totalmente disconforme, es una burla más. Queremos soluciones concretas, no más tongos ni aspirinas, una Asamblea Constituyente ahora y gente nueva”.

La estudiante de Fonoaudiología de la Universidad de Magallanes, Daniela Guerra, se mostró “súper en desacuerdo con el cambio de gabinete, porque siento que fue más de lo mismo; palabras, abrazos, lamentos entre comillas, y nada de verdad, es una estrategia para seguir robándole a la gente. Los ministros de Salud y Educación no se cambiaron, para mí es un gran punto, porque una de las propuestas que más se está pidiendo es salud y educación gratuita y de calidad, porque hay mucha gente que no puede optar, con el salario que tienen a una educación superior o privada”.

Incidentes

La marcha comenzó a dispersarse cerca de las 20 horas. Mientras tanto, otro grupo, en su mayoría compuesto por jóvenes, se reunió en la intersección de las calles Pedro Montt con Magallanes para encender una barricada, situación que se repitió en Chiloé con Errázuriz. Un matrimonio de turistas estadounidenses de la tercera edad, observaba sorprendido lo que ocurría: “Acabamos de llegar y la verdad es que no sabemos cuáles son todos los temas que se están reclamando. Vimos una de las protestas la otra noche en un restaurante. Por lo que sabemos, tienen demandas muy legítimas, pero no conocemos la otra versión”, declararon mientras en el banco Santander y en Work Café, los vidrios y cámaras de vigilancia, eran destrozados.

La llegada del carro lanzaaguas de Carabineros y el lanzamiento de bombas lacrimógenas, logró dispersar a los manifestantes. Pero en un sector, porque los violentistas provocaron incidentes en distintos sectores del centro de Punta Arenas, destruyendo y saqueando la Caja de Compensación Los Héroes, el Banco Itaú y el supermercado Unimarc del centro, lo que mantuvo la tensión hasta bien entrada la noche.

Recrudecen los ataques

Más adentro en la noche, cerca de las 22 horas, la violencia y los actos vandálicos recrudecieron, con la instalación de barricadas y fogatas en distintos sectores de la ciudad, cortes del suministro eléctrico en diversos barrios de Punta Arenas, quema de al menos un vehículo en la Avenida Eduardo Frei, a la altura de calle 1 de Mayo, la toma por algunos minutos de la Ruta 9 Norte en el cruce de la Avenida Frei.

En el sector del centro de la ciudad, cerca de la medianoche, grupos de desconocidos -algunos a rostro descubierto y otros con pañoletas que los cubrían- lanzaban piedras contra los ventanales de locales comerciales y destruían señaléticas de tránsito.

Por su parte, las fuerzas de Orden y Bomberos trabajaban arduamente para aplacar y mitigar los desmanes, desplazándose el personal de esas instituciones a diferentes lugares donde se requería de su presencia.

Un punto crítico fue el cuadrante de la Avenida España, Señoret, Balmaceda y Errázuriz, donde una horda, alrededor de las 23,30 horas, se enfrentó a Carabineros, tras encender una barricada y causar destrozos en un almacén y botillería en la esquina de Señoret con Errázuriz y atacar los edificios de Bienes Nacionales y diario El Pingüino, ubicados en la Avenida España, recintos que sufrieron la rotura de sus vidrios.

Los policías debieron emplear bombas lacrimógenas para hacer frente a los violentistas. Cabe señalar que el clima de beligerancia y enfrentamientos relámpagos entre los manifestantes y personal policial en ese sector se dio en medio de la oscuridad, debido al corte de alumbrado público debido a un “cadenazo” contra los cables del tendido eléctrico en Avenida Colón, entre Señoret y España, incluso con llamaradas en el apostamiento en altura que requirió la intervención de Bomberos.

Cabe señalar que a través de las redes sociales circulaba mucha información falsa, que daba cuenta de atentados y actos vandálicos, que distraían la acción de personal bomberil y policial, entre ellos un mensaje que daba cuenta de un incendio declarado en la sede de la AFP Provida, en Roca y Lautaro Navarro, cerca de las cero horas con 20 minutos, situación que finalmente fue descartada.

Las calles donde se dieron los actos de violencia lucían con abundantes restos de humo y cenizas de las barricadas y fogatas, además de una gran cantidad de piedras y escombros desperdigados en medio de las calzadas.

Las fuerzas policiales tomaron algunos detenidos, aunque no se estableció la cifra. (Fuente: La Prensa Austral)