Admiten riesgos de deslizamiento en la obra de Cóndor Cliff

Ante la publicación de un artículo periodístico, que menciona un grave error en la construcción de esa represa, la UTE a cargo de la obra debió emitir un comunicado en el que desmintió parcialmente la información. Pero sí admitió que deberán rever el diseño del vertedero de la represa.
martes, 5 de noviembre de 2019 · 22:18

Un artículo periodístico que afirma que hay un grave error de construcción en las represa Cóndor Cliff, obligó a la UTE a emitir un comunicado, intentando aclarar la situación aunque admitiendo la posibilidad de deslizamientos, que obligan a revisar el diseño del proyecto.

El portal Econo Journal publicó una nota firmada por el periodista Nicolas Gandini, especializado en asuntos energéticos. En ella afirma que “un error en la construcción de la represa Condor Cliff provocó una enorme grieta en uno de los taludes de contención del vertedero que se montaron sobre el río Santa Cruz, lo que obligará a un rediseño integral del proyecto”.

También indica que “el problema ya demandó una erogación adicional de 250 millones de dólares, cifra equivalente al 5 por ciento del presupuesto inicial. Pero no se descarta que la cifra sea mayor cuando se realicen los estudios de reingeniería pertinente”

“La china Gezhouba informó a la estatal IEASA (ex Enarsa) la situación y solicitó que le reconocieran ese gasto adicional. La respuesta estuvo a cargo del gerente de Control de Proyectos, Alberto Brusco, quien sin realizar consulta alguna autorizó el presupuesto incremental, lo que motivó un escándalo en el directorio de IEASA y lo llevó a presentar su renuncia, según confirmaron a Econo Journal fuentes de la secretaría de Energía”, afirma el artículo periodístico.

A raíz de esta situación, ahora deberán montar la estructura en otro sector del río. La propuesta presentada por la UTE y evaluada por expertos y por el comitente, está en etapa de definición.

COMUNICADO DE LA UTE

Fue necesaria la publicación del artículo periodístico para que la UTE Represas Patagonia saliera al cruce con un comunicado.  Lo que deja en evidencia que la información intentó mantenerse en reserva, sin que trascienda a la opinión pública.

El comunicado afirma que “producto de las condiciones geológicas del terreno, con el avance de las excavaciones, se detectó la existencia de una zona conformada por un material de baja resistencia, con potencial riesgo de deslizamiento, por el bajo ángulo de fricción interna y cohesión nula, que impone la necesidad de revisión del diseño, para reubicar las estructuras de hormigón para el desvío del río, y el vertedero de Cóndor Cliff.

La UTE Represas Patagonia informa además que “ha presentado una propuesta técnica de ajuste al diseño, que fue  evaluada por el Panel de Expertos Internacionales Independientes y por el Comitente”.

Esta propuesta “contempla la reubicación de obras evitando la zona con potencial riesgo de deslizamiento. La propuesta está en etapa de definición para avanzar al diseño ejecutivo y diseño de detalle de las mismas” dice la empresa, lo que coincide con el artículo periodístico.

En cambio desmiente que haya que hacer una erogación presupuestaria adicional. “Los cambios a implementar, se realizarán dentro del mismo monto de la financiación de los bancos chinos aprobado a la fecha. El financiamiento estipulado es suficiente para la ejecución de la obra con las modificaciones resultantes de las condiciones geológicas encontradas”, indica Represas Patagonia.  

También el comunicado busca enfatizar que “no existieron errores de construcción, ni derrumbes, ni grandes deslizamientos. La metodología de excavación aplicada permitió conocer con precisión, las características de los materiales, denominado en geotecnia, método observacional”.

De acuerdo a lo que mencionó el periodista Gandini, “la grieta tiene unos 20 metros y se puede ver a unos 500 metros de distancia. Fue provocada por un movimiento de tierra en la zona (los deslizamientos son frecuentes por tratarse de una región de glaciares), lo que provoca dudas sobre la capacidad técnica con la que se están realizando los trabajos”

Cuando se consultó a la UTE sobre la existencia de la grieta, la respuesta fue que “no existieron derrumbes ni grandes deslizamiento."

PEDIDO DE INFORMACIÓN PUBLICA

A raíz de trascender esta información, las ONG ambientalistas ya reaccionaron y según adelantó a FM DIMENSION el Dr. Cristian Fernández, de Banco de Bosques, harán una presentación ante la Secretaria de Energía de Nación,

“Vamos a estar metiendo un pedido de acceso a la Información pública para esclarecer todos estos puntos, que son bastante oscuros”, dijo Fernández quien remarcó que “este comunicado (de la UTE) no sale motu proprio, sino a partir de la publicación de la nota”. (Ahora Calafate)