El Chaltén: inician separación de residuos en origen en instituciones y comercios

La Municipalidad de El Chaltén compró 100 contenedores de diferentes capacidades y colores para implementar una experiencia piloto de separación en origen, en instituciones y comercios.
jueves, 5 de diciembre de 2019 · 17:09

Adoptando la gestión de residuos como política de Estado, la Municipalidad de El Chaltén se propone intensificar acciones para fomentar y mejorar la separación en origen.

Para ello, se adquirieron 100 unidades de contenedores plásticos normalizados (DIN 30700/EN840) de 120 lts, 240 lts, 360 lts, 600 lts y 1000 lts en color verde (orgánicos), negro (“resto”: disposición final) y azul (reciclables), que facilitarán la disposición inicial y recolección diferenciada.

En la actualidad nos encontramos implementando una prueba piloto del Sistema de Contenerización en la Disposición Inicial de residuos en seis instituciones públicas y diecisiete comercios, entre grandes y pequeños generadores. Los contenedores se entregan bajo contrato de comodato para ser usados durante las temporadas 2019-20 y 2020-21. Los comercios se comprometen a ejecutar las obras necesarias para la operatoria interna y externa de los contenedores durante el día, ya que la propuesta es que los contenedores sean utilizados dentro del predio o edificio del comerciante, y sólo durante la franja horaria de recolección sean dispuestos en la vía pública con las medidas necesarias para evitar problemas los días ventosos.

Este sistema de envasado previo evita la producción de malos olores generados por la descomposición de la materia orgánica, sobre todo en verano, al estar los recipientes cerrados; evita la presencia de residuos directamente sobre la vía pública, eliminando focos de suciedad que pueden atraer a insectos y roedores, así como un impacto visual negativo. A su vez, facilita el trabajo de recogida, que se efectuará de forma más rápida (al no encontrarse los residuos dispersos) y más segura (los operarios no tienen contacto directo con los residuos, evitando pinchazos, golpes, etc.).

El camión compactador adquirido durante el invierno se utilizará para la recolección de la fracción “resto” con destino a disposición final. Para facilitar la carga de los residuos al camión, se proyecta la adquisición de un sistema mecanizado de carga lateral y volteo para contenedores de dos ruedas a instalarse en el camión que se destine al CARRI y compost municipal.

Con todas estas acciones se espera generar un cambio radical en los Programas de Disposición Inicial y Recolección de residuos, alcanzando estándares laborales de primer nivel y ofreciendo un servicio de calidad a los ciudadanos dentro de una marco de cuidado ambiental.