El Bolsón: se fracturó la cadera en la montaña y tuvieron que bajarlo en helicóptero

El accidente de un adolescente en la alta montaña puso nuevamente en discusión la necesidad de contar en la región con un helicóptero para emergencias.
sábado, 16 de febrero de 2019 · 11:20

En este caso, el joven turista sufrió en la tarde/noche del jueves la fractura de cadera y politraumatismos mientras hacía una excursión por el cerro Hielo Azul, al oeste de El Bolsón y a unos 2.300 msnm, donde existe un ventisquero, y los socorristas debieron recurrir a un helicóptero para bajarlo hasta la ciudad y brindarle atención en el hospital de área, donde se recupera favorablemente.

“El aviso de esta situación se recibió en el anochecer del jueves, cuando el encargado del refugio Hielo Azul dio cuenta de una persona que había sufrido varios golpes y no se podía mover”, graficó ayer el responsable de Defensa Civil, Leandro Romairone.
En respuesta, se conformó un grupo de 14 rescatistas de Splif, Bomberos Voluntarios, Patrulla de Montaña de la Policía de Río Negro y del Grupo Especial de Montaña de Gendarmería Nacional, más un médico del hospital local. Partió desde El Bolsón pasadas las 21 y recién arribó al lugar luego de la medianoche.

Luego de examinar al herido, “el médico determinó una fractura de cadera. En consecuencia, desaconsejó la posibilidad de bajarlo en una camilla, ya que la larga caminata de casi 6 horas podría agravar las lesiones. Se decidió entonces aguardar hasta el amanecer y pedir el concurso de un helicóptero dependiente del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, apostado en el aeropuerto local, que en apenas 20 minutos hizo el ascenso y volvió con el adolescente fracturado”, destacó Romairone.

“Todavía no tenemos detalles del accidente. Sabemos que el adolescente estaba caminando con su padre por la montaña y que se desbarrancó en un sector de piedras con pendiente”, indicó el funcionario.

Por suerte, “hay un helipunto cercano al refugio, por cuanto el paciente fue inmovilizado y estabilizado sobre un colchón de vacío antes de subirlo a la aeronave, con supervisión del médico que pasó la noche con él en el refugio. Se privilegiaron las mejores condiciones para su traslado y sin riesgo de vida”, subrayó.

Unos 30.000 excursionistas por temporada suben a la red de refugios de la zona (la más extensa de Sudamérica), que incluye las provincias de Río Negro y Chubut. “Quedó demostrada la capacidad de respuesta ante la emergencia dentro del Área Natural Río Azul Lago Escondido, aunque también hay un trabajo previo de las instituciones involucradas, quizás no en los tiempos en que va creciendo la demanda ante la afluencia de gente a la montaña, pero sí tratando de afianzar los códigos de funcionamiento y poniendo orden para que los índices de riego sean lo más reducido posible”, aseveró el titular de Defensa Civil.

Acerca de la alternativa de contar durante todo el año con un helicóptero disponible para rescates, Romairone indicó que “en su momento se presentó un proyecto de emergencia aeronáutica, contemplando además situaciones climáticas y la fragilidad de la ruta nacional 40 que nos conecta con Bariloche y Esquel. Aún no hay avances concretos, pero seguimos evaluando la necesidad de medios aereos para atender necesidades en toda la Comarca Andina y la Línea Sur, hoy con casi 100.000 habitantes”, puntualizó.
La Playita, La Tronconada, Cajón del Azul, El Retamal, La Horqueta, Los Laguitos, Encanto Blanco, Dedo Gordo, Natación, Hielo Azul, Lindo, Roca del Tiempo y Motoco (del lado chubutense), son los destinos más visitados durante todo el año, luego de 4 o 5 horas de caminata.

 “Es un circuito único en Latinoamérica, donde los refugios están conectados por huellas dentro de bosques de coihues y alerces milenarios y permiten ascender libremente hasta ventisqueros, lagos y cumbres nevadas que ofrecen unas vistas espectaculares de toda nuestra cordillera hasta el límite con Chile”, es la consigna más escuchada. (Fuente: Diario Jornada)