Comenzó el paro docente universitario en reclamo de mejoras salariales

Los docentes nucleados en la Confederación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu Histórica) realizan un paro de 48 horas en reclamo de un aumento salarial paritario y de mayor presupuesto para la educación, la ciencia y la tecnología.
miércoles, 24 de abril de 2019 · 11:10

El paro fue convocado además por la rama de la Conadu Histórica, cuyo secretario general, Luis Tiscornia, explicó a Télam que "la medida es en reclamo de nuestros salarios y de un aumento del presupuesto destinado a las universidades, ya que, a dos meses de vencida la paritaria, no tenemos propuestas del Ministerio de Educación".

Los docentes indicaron que "hay un ahogo presupuestario dentro de una política de desmantelamiento del sistema científico tecnológico que se evidencia en en los despidos del Conicet, el Inti y el Inta, mientras que los salarios han acumulado la pérdida salarial más fuerte de los últimos 15 años".

"Se nos ha llenado la escala salarial de sumas fijas no remunerativas que desfinancian las obras sociales y el régimen jubilatorio. Es decir, que después de más de 20 años de haber logrado que todos los salarios estuvieran en blanco se vuelve a las políticas de los 90 que tanto daño nos han hecho".

Por lo que solicitan "el pase al básico de las sumas fijas, una compensación de la pérdida del año pasado, y un piso de discusión del 35 por ciento con cláusula gatillo para los salarios del 2019".

Además, los gremios realizan un "plan de lucha para frenar el ajuste y discutir un modelo de universidad", que incluirá clases públicas y actividades regionales y que finalizará el 16 de mayo con una "gran marcha de antorchas" en esta capital, adelantó la secretaria gremial de Conadu, Verónica Bethencourt.

La Conadu además adhirió al paro nacional del 30 de abril, convocado por ambas CTA y los espacios sindicales más díscolos de la CGT (Fresimona y Corriente Federal).

La organización sindical exige un incremento salarial del 35 por ciento, la recuperación de los índices perdidos en 2018, la cláusula gatillo automática por inflación, el blanqueo de las sumas en negro, la regularización de los docentes contratados y ad honorem, y la inmediata distribución de fondos para capacitación.