Punta Arenas: matrimonio argentino no irá a la cárcel tras ingresar con armas

Personal de Extranjería de la PDI, junto a Aduanas, detectaron los elementos prohibidos al interior de una casa rodante en la que se trasladaban los imputados.
martes, 7 de mayo de 2019 · 12:53

Con tranquilidad recibió el fallo el abogado de un matrimonio que hace un año, al pasar desde Río Gallegos a Río Grande por Chile, fueron detenidos por portar un arma de fuego y un cuchillo.

El matrimonio que llegó a un procedimiento abreviado, fue condenado y al no poder regresar a su país, su defensa, a cargo del abogado Pablo Chandía, recurrió al Tribunal Constitucional, logrando que sus representados no ingresaran a la cárcel: “El Tribunal Constitucional declaró inaplicable normas de la Ley de Armas, la que tiene que ver con las penas en libertad, ya que las personas que son condenadas por este delito, no puede obtener ninguna pena sustitutiva, pero acá el Tribunal Constitucional nos dejó en claro que pueden optar a estas penas en libertad. Mis representados llevaban en su camioneta unos proyectiles y un arma, pudiendo pasar mucho tiempo acá en Chile tras las rejas, a pesar de no tener un arraigo y no tenían antecedentes. Este fallo nos dice que esa ley para estos efectos es inconstitucional”, dijo Chandía.

También agregó que el Tribunal Constitucional le ordenó al Juzgado de Garantía de Punta Arenas que se suspenda la dictación de la sentencia, por lo que en los próximos días debería realizarse una audiencia. “Esto fue un procedimiento abreviado y dentro de estos días debería entregarse la sentencia, y nosotros pedimos una pena remitida en libertad, que firmen una vez al mes, la que incluso la pueden realizar en el consulado en Argentina”.

El matrimonio argentino en la actualidad se encuentra en su país, pero para poder conectarse desde Tierra del Fuego a Río Gallegos debe pasar por Chile, y en esa circunstancia el día 7 de mayo de 2018, a eso de las 19 horas aproximadamente, en circunstancias que los acusados Héctor Adrián Zúñiga y María Isabel Soto Villarroel, fueron fiscalizados por personal del Servicio Nacional de Aduanas en la avanzada Monte Aymond, a bordo de su camioneta, en la que llevaba enganchada una casa rodante, descubriendo que al interior de esta, los acusados transportaban una caja contenedora de 50 municiones 22 Obrea y una caja contenedora de 40 municiones 22 marca Famae. Asimismo al interior de la camioneta los acusados transportaban en el apoyabrazos del asiento delantero, otra caja contenedora de 50 municiones 22 Lr marca Obrea, no contando los acusados con las autorizaciones respectivas para el porte y transporte de dichos elementos.

 

El Pinguino