Trelew: la multa por una alcoholemia positiva ya llega a los $ 112 mil

Desde 2018 se unificaron las penalidades en la provincia y los montos están vinculados al valor de la nafta.
jueves, 9 de mayo de 2019 · 10:30

Una infracción a la ley de tránsito por conducir un vehículo y haber superado el mínimo permitido de alcohol en sangre tiene una pena superior a los 100 mil pesos en Trelew y puede incluso duplicarse, dependiendo el resultado de la alcoholemia.

El dato contrasta con la cantidad de infracciones labradas y vehículos secuestrados en las últimas dos semanas y que ha obligado a las autoridades a buscar nuevos espacios para la disposición de los autos hasta que los propietarios paguen las multas correspondientes.

Tras la implementación en Trelew del denominado “Homologación valor pecuniario multa por infracción artículo 48, Ley Nacional N° 24.449 en la Provincia del Chubut”, que unifica los criterios de penalidades entre la provincia y varios municipios, las sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol se sancionan a través de un patrón que se ha ido incrementando en los últimos meses debido a que se referencia de manera directa con el valor del litro de nafta especial.

Es decir cada vez que aumenta el valor de los combustibles, en particular la nafta especial, también se incrementan las sanciones. Así lo confirmó a Cadena Tiempo, el Juez de Faltas Municipal Marcelo Gélvez, quien tiene a su cargo la aplicación de las penalidades para los infractores de tránsito

“Lo que se busca es tratar de erradicar esta mala costumbre de conducir habiendo consumido bebidas con graduación alcohólica” explicó Gélvez, quien explicó que sin embargo “en estos últimos tiempos y particularmente en las últimas tres semanas se realizaron controles muy estrictos y tenemos más un resultado lamentable de más 70 actuaciones que tiene que ver con personas al volante con una graduación alcohólica mayor de lo permitido, que es de 0,5 gramos de alcohol en sangre” para el caso de los automóviles.

Los operativos de control habitual se realizan a través de personal municipal, mediante la división de tránsito y transporte, pero también a través de distintos convenios se da la actuación de Policía del Chubut y la Agencia Provincial de Seguridad Vial.

El Juez de Faltas indicó que si bien a ellos no les llega la cantidad total de vehículos que se controlan como para tener una relación respecto a las infracciones cometidas, sostuvo que en relación “a años anteriores tenemos más trabajo”.

Sanciones y penas

“La graduación en general que más recibimos aquí es la que va de 0,6 gramos a 1,3; es lo que más nos llega y, lo que recibe aquí 0,6-1,2 o 1,3. La sanción parte de los $112 mil por una infracción como esa, pero cambia mucho el valor cuando los 1,75 gramos, ya que ahí pasa a 180 mil pesos y así va a aumentando de acuerdo a la cantidad de gramos de alcohol en sangre que tenga la persona” dijo el funcionario.

Si bien reconoció que “hemos tenido algún caso, conducir con más de 2,5 o 2,8 ya casi que debería pasar a una infracción de mayor gravedad a la del Juzgado de Faltas. Hay casos de esos, pero son contados”.

En cuanto al procedimiento de rutina, dijo que tras el operativo y la remisión de las actuaciones a la dirección de tránsito, los datos son ingresados al sistema de actas y lo mandan al tribunal. “Aquí es donde el supuesto infractor tiene el derecho a ser oído y ahí es donde la actividad que tiene un o como juez de faltas es establecer sanciones o no y en caso de ser sancionado el monto”.

En ese sentido afirmó que “hay defensas muy ingeniosas” en busca de morigerar la pena, pero aseguró que al ser una infracción que se detecta a través de un sistema con un medidor, como el caso del alcoholímetro, esas explicaciones “terminan siendo no muy efectivas”.

En general los infractores “lo que buscan es algún tipo de reducción de la pena o cuotas para abonar, porque entiendo que es una multa importante”

Falta de lugar

En los últimos días se hizo visible que muchos de los autos secuestrados durante los operativos fueron a parar al predio que la Policía Montada y Abigeato tienen en proximidades del puente Stephen James, sobre avenida Murga.

“El fin de semana anterior con el agregado del doble feriado tuvimos una cantidad de 43 vehículos secuestrados, cuando generalmente los fines de semana 10 a 15 y se juntó con este fin de semana donde superamos los 20 vehículos, así que en total tenemos a disposición alrededor de 70 vehículos y lamentablemente no hay lugar; por lo tanto se dispuso que se los deje en distintas dependencias, siempre que tenga que ver con las autoridades policiales o municipales, donde tienen guarda” afirmó Marcelo Gélvez.

 

Diario Jornada