ARA San Juan: un experto norteamericano sugirió que el naufragio se debió a un intento de reconectar las baterías

El analista de la Armada de EE.UU., Bruce Rule, estimó en un reporte reservado que ese intento libertó hidrógeno que luego provocó la explosión y el hundimiento de la nave.  
sábado, 20 de julio de 2019 · 12:02

El experto en acústica marina de la Armada de Estados Unidos, Bruce Rule, sugirió la hipótesis de que la tripulación del San Juan al "revisar el daño e intentar su reparación en las baterías de proa podría haber sido la causa que originara la sucesión de eventos que provocaron la explosión de hidrógeno y el posterior naufragio". En segundo informe, el analista que dio en la primera hipótesis de la causa del naufragio fue enviado a la Armada Argentina, tiene fecha 28 de junio de 2019 y Clarín accedió a él en fuentes militares.

Se trata de un analista privado que trabaja para la marina norteamericana y es experto en accidentes de submarinos y eventos acústicos y fue el primero quien, a los 3 días de la tragedia, habló de una explosión en un informe que el jefe del Comando Sur de los Estados Unidos envió a la Armada. Su aporte fue importante y parte de la operación de rescate e ubicación del San Juan se hizo a partir de su análisis. El buque Ocean Infinity utilizó el primer reporte de Bruce Rule, entre otras fuentes, para ir al lugar del naufragio y encontrar al San Juan.

De todos modos, la decisión sobre si hubo responsabilidades penales en el accidente la tomará la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, quien pidió al Gobierno contratar expertos de Francia y Estados Unidos para analizar los informes que dio la Armada a fin de tener una voz independiente de la armada local

Todos coinciden en que hubo un incendio en las baterías de proa de la nave por el ingreso de agua, contacto que produjo hidrógeno que intoxicó a los tripulantes pero no se sabe cómo se originó ese accidente. También se sabe que el 13 de noviembre el San Juan se encontraba en el Atlántico Sur en medio de una fuerte tormenta navegando solo con sus baterías de popa y que el capitán Pedro Fernández reportó que se iba de la superficie a “plano profundo” donde los submarinos navegan mejor en esas circunstancias.

El informe de la comisión bicameral de investigación del Congreso, que se conoció el jueves, no tuvo en cuenta la opinión de este experto norteamericano, tanto la primera como esta segunda, según las fuentes militares. La mayoría de los legisladores de la oposición responsabilizaron al Gobierno y a la cúpula de la Armada por el naufragio que le costó la vida a 44 héroes el 14 de noviembre del 2017.

En el informe de la bicameral se explicó que "los expertos señalan que pudo haber ocurrido una explosión al retirarse, en plano profundo, la tapa de ingreso al balcón de baterías, donde la excesiva producción de hidrógeno, por el principio de incendio, al liberarse, ocasionara una explosión que dejara sin capacidad de respuesta a la tripulación". Y añade el reporte de los legisladores: "Otra de las posibilidades es que al llegar a plano profundo, para verificar los daños, el principio de incendio no estuviere del todo controlado y el retiro de la tapa hubiere provocado la explosión, que inmediatamente dejara incapacitado al personal de comando de la nave, perdiendo plano irremediablemente hacia el fondo abisal".

Como no se puede acceder a los restos del San Juan por la profundidad en que se encuentran, los expertos debaten sobre cómo fue la explosión y si en el plano profundo alguien intentó reconectar las baterías de proa.

En el informe de Rule, se señala que “las evaluaciones de las causas que ocasionaron el naufragio del ARA San Juan deben basarse en información cierta y en conclusiones lógicas desprendidas de dicha información.

“De nada sirve especular y conjeturar sobre otras acciones posibles que pudieron haberse adoptado, tales como continuar en superficie y suponer que podrían haber tenido otro desenlace, pues hay variables de impacto desconocido para asegurar que el permanecer en superficie durante el temporal hubiera asegurado el arribo a Mar del Plata”, agregó.

En particular, el experto “destaca que el submarino USS Scorpion, el cual tuvo un accidente en 1969 de similares características al ARA San Juan, tuvo una explosión del hidrógeno a profundidad de snorkel”. Es decir, cuando sacan el snorkel para tomar aire.

Más adelante, el experto “sostiene que una explosión, alrededor de la las 10:30 horas, producto del hidrógeno generado por la batería de proa, similar a la ocurrida en el USS Scorpion, mató o incapacitó a la dotación del San Juan, impidiendo que se tomara ninguna medida de contingencia para salvar al buque Dicha explosión no averió al casco resistente”.

Luego el “buque continuó hundiéndose, probablemente a una velocidad similar a la que se hundió el USS Scorpion, 1.1 m/s, hasta que implotó a 10:52 horas, liberando una energía equivalente a 5216 kg de TNT, detectable por los sensores de la CTBTO a 7730 km de distancia”. La Organización del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares (CTBTO) tiene una red de sonares en puntos claves de los martes para detectar ensayos atómicos y el que registró la explosión del San Juan.

Haciendo el cálculo inverso de la llamada tasa de velocidad hundimiento, Rule “estima la hora de la explosión de hidrógeno alrededor de las 10:30 hs. La estimación de la profundidad de implosión está fundamentada en la frecuencia de 4.68 Hz obtenida por CTBTO”.

Los manuales de procedimiento vigente para los submarinos de la Armada Argentina establece que debe efectuarse el acceso al local para la verificación de daños y sofocación total del siniestro en la navegación. Esto fue, precisamente, lo que informó el Comandante del San Juan que realizaría “a ir a plano profundo y acceder al balcón de baterías de proa para verificar el daño”. En cambio, hace unos años EE.UU en función de la experiencia del Scorpion prohibió abrir los balcones de baterías durante la navegación para evitar escapes de hidrógeno.

Entonces, Rule añade que “esa acción –revisar el daño e intentar su reparación- podría haber sido la causa que originara la sucesión de eventos que provocaron la explosión de hidrógeno y el posterior naufragio del San Juan”. Bajar al balcón de baterías es una operación muy riesgosa y reconectarlas aún más.

Más adelante, opina que “la incapacidad de la dotación del submarino para emerger, comunicarse o liberar la radiobaliza, indica que un evento repentino fue letal para ellos. Dicho evento, como se indico anteriormente, pudo haber sido la explosión de hidrógeno, ocasionado por el gaseo de la batería afectada”.

En otro tramo de su informe, se afirma que “la onda de choque de esta explosión, recorrió el interior del submarino en 30 milisegundos, tiempo menor que el umbral humano (80/100 ms) necesario para reconocer un evento”, es decir que los tripulantes no percibieron que estaban muriendo. (Fuente: clarin.com)