Río Grande es base de una campaña científica

Los efectos que producirá en la atmósfera el devastador incendio del Amazonas, como así también en los glaciares, son algunos de los objetivos de una campaña científica que realizan investigadores argentinos y alemanes, que cuentan con apoyo logístico de la Base Aeronaval y la Estación Astronómica de Río Grande.
viernes, 13 de septiembre de 2019 · 10:46

Los efectos que produce en nuestra atmósfera y en los glaciares el devastador incendio que ocurre en el Amazonas, es uno de los estudios que conforman la campaña denominada SouthTRAC, de la cual participan científicos argentinos y alemanes que se encuentran operando desde la Base Aeronaval de ésta ciudad.
La campaña SouthTRAC (Transporte y Composición de la Alta Tropósfera y la Baja Estratósfera del Hemisferio Sur) se realiza con una aeronave alemana denominada HALO. Se trata de un avión de investigación de gran altitud y largo que comenzó esta semana con las mediciones del comportamiento de la atmósfera, en una de las primeras investigaciones de gran envergadura que se encara en el país.
En Río Grande, el doctor José Luis Hormaechea, jefe de la Estación Astronómica de Río Grande, que pertenece a la Universidad de La Plata; es quien presta colaboración con los investigadores; además del personal de la Base Aeronaval.
El Sureño mantuvo diálogo con Enrique Puliafito, investigador del CONICET, integrante de la Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional Mendoza; y con el doctor en Ciencias Físicas, Alejandro de la Torre, integrante de la Universidad Austral; quienes brindaron algunos pormenores de la tarea que se despliega.
Puliafito indicó que el avión HALO “está equipado con equipos de mediciones de alta tecnología, lo mejor en su ámbito, que permite monitorear distintos aspectos de la atmósfera, tanto desde el punto de vista de variables físicas, como la parte química. De cómo se interaccionan distintos componente químicos, la capa de ozono o la contaminación ambiental”.
El investigador del CONICET dijo que “investigamos la quema de biomasa, a partir del incendio que ocurre en el Amazonas, para ello se cuenta con equipamiento para medir la dispersión de esos contaminantes y se puede tener algunos efectos que estamos investigando de cómo puede afectar a las nubes y por lo tanto cambiar patrones de lluvia”.
Puliafito indicó además que el depósito del hollín en los glaciares, como consecuencia de la quema de la biomasa, también puede afectar porque la nieve cuando está sucia se derrite antes y comienza a reducirse, lo cual se suma a los efectos que causa el cambio climático.
Otro de los temas de investigación es el proceso de ruptura de la capa de ozono, lo cual sucede en esta época del año. “Afortunadamente con este grupo de Alemania nos permite investigar temas que para nosotros son muy preocupantes e interesantes a la vez como investigador”, dijo Puliafito.
El primer vuelo de HALO fue durante la noche del miércoles y madrugada del jueves. El avión partió del aeropuerto de Río Grande cerca de las 20.00 y tras ocho horas de vuelo aterrizó en el aeropuerto a las 4.00 de la madrugada. “El vuelo nocturno se hizo porque el avión cuenta con un láser que permite determinar la dinámica de la atmósfera”.
Cabe indicar que en todo septiembre el avión realizará varios vuelos, completando una primera campaña de mediciones y de recabar datos. Una segunda campaña se realizará en noviembre, para lo cual el avión HALO regresará a Río Grande.
Alejandro de la Torre, integrante de la Universidad Austral, agradeció la colaboración que prestan todas las instituciones que están involucradas en ésta importante tarea de investigación, que es la primera que se encara con un avión que tiene un equipamiento de alta tecnología.

 

Tiempo Fueguino