El 32% de los patagónicos compra con débito o tarjeta, y un 4% por vía internet

Es de acuerdo al relevamiento llevado a cabo por el Indec entre los años 2017 y 2018. Los que utilizan el fiado y mantienen deudas son un 4,8% en la región. En el interior la Patagonia es la zona donde más se hacen compras por la web. Las familias del sur van poco a comer afuera.
martes, 17 de septiembre de 2019 · 09:27

Cómo y en qué gastan los patagónicos? El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundió los datos de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares 2017-2018, donde se realiza un relevamiento en todo el país, región por región. El operativo se llevó a cabo entre noviembre de 2017 y noviembre de 2018 en convenio con las direcciones provinciales de estadística. El objetivo principal del relevamiento es obtener información acerca de los gastos y los ingresos de los hogares y sus características sociodemográficas.

En cuanto a la forma de pago y modo de compra, la región patagónica muestra algunas particularidades respecto al resto del territorio. La utilización de los instrumentos de pago alternativos al dinero en efectivo difiere según la región. En las regiones del Noroeste y Noreste alrededor del 80% del gasto de consumo que realizan los hogares se realiza en efectivo. Por tal motivo, la presencia del uso de tarjetas de débito y crédito, así como las transferencias, homebanking o el débito automático es menor a la media nacional.

Por el contrario, en las regiones de GBA y Patagonia, es donde existe una mayor representación de los medios electrónicos y de financiamiento: un tercio del gasto se realiza a través de tarjetas de débito, crédito y transferencias. Dentro de la Región GBA, la CABA es la jurisdicción con mayor proporción de gasto realizado a través de tarjeta de crédito, débito, transferencias y homebanking: coincidente con lo anterior, es donde la menor proporción del gasto se realiza en efectivo.

Según el relevamiento, en la Patagonia un 60,5% de las compras se hacen mediante efectivo, el nivel más bajo en todo el país a excepción de Capital Federal, donde representa un 53,4%. Un 15,5% de las operaciones son mediante el débito y otro 11,8% a través de la tarjeta de crédito. El 5,7% corresponde a los que utilizan la trasnferencia bancaria, homebanking o débito automático, mientras que en la modalidad a crédito, fiado, con libreta o adeuda hay un universo del 4,8%.

Con el 15%, la Patagonia es por lejos la zona del país donde mayor uso se le da a la tarjeta de débito. Ciudad de Buenos Aires recién aparece segunda con el 9,5% en el porcentaje de compras. Y dentro del interior del país, también es donde mayor uso se le da a la tarjeta de crédito.

Con respecto al modo de compra –en el negocio, por internet o vía telefónica–, el negocio continúa siendo el lugar predominante donde se efectúa la mayor pro¬porción del gasto: casi el 95% del gasto de consumo se realiza directamente en los locales. La importancia creciente de las compras vía telefónica y por internet solo se refleja en la CABA, la única jurisdicción en la que se observa que un monto levemente superior al 10% del gasto se realiza a través de estas modalidades.

Sin embargo, nuevamente la Patagonia se posiciona como el destino dentro del interior del país con mayor nivel de compras a través de la web, con el 4%. Por teléfono se hace otro 1% de las operaciones, mientras que en el negocio se llevan adelante el 94,9% de las transacciones. El uso web para comprar predomina en Capital Federal y Gran Buenos Aires, con una representación del 8,1% y 5,2% respectivamente.

En relación con el modo de compra de los bienes y servicios no alimentarios -en el negocio, por internet o por teléfono- se observa que, si bien el gasto por internet representa el 6,2% del gasto total para todo el país, en algunos rubros esta modalidad tiene un peso significativo, principalmente en aquellos ligados al “Transporte de media y larga distancia” (51,7%) y al “Turismo” -hospedaje, paquete y excursiones- donde asciende al 36,4%.

Estructura de gastos

A nivel nacional, el 22,8% del presupuesto de los hogares se destina a la adquisición de Alimentos y bebidas no alcohólicas; el 14,5% a Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles; y el 14,4% a Transporte. El resto de los gastos tienen una menor representación: Recreación y cultura (8,7%), Prendas de vestir y calzado (6,8%), Restaurantes y hoteles (6,6%), Salud (6,5%), Comunica¬ciones (5,2%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (5,1%), Bienes y servicios varios (4,4%), Educación (3,1%) y Bebidas alcohólicas y tabaco (2,0%).

De acuerdo al informe, se desprende que el gasto en Alimentos y bebidas no alcohólicas representa el 22,8% del gasto de consumo de los hogares a nivel nacional. El 14,5% del gasto de consumo se destina a Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, mientras que el 14,4% se asigna a Transporte. Patagonia y Gran Buenos Aires (GBA) son las regiones con menor proporción de gasto en Alimentos y bebidas no alcohólicas del país. Noroeste y Noreste, en cambio, son las regiones con mayor peso de este rubro.

Las regiones del Noroeste (NOA) y Noreste (NEA) son aquellas en las que la partici¬pación del gasto en Alimentos y bebidas no alcohólicas para consumir en el hogar supera marcadamente el promedio del país y el del resto de las regiones. Tanto NEA como NOA registran en la ENGHo el nivel de gasto medio mensual por hogar y por persona más bajo del país.

El gasto en Transporte, que incluye tanto transporte público como el privado, es levemente superior en las regiones de Cuyo y Patagonia, fundamentalmente por¬que estas presentan una tasa de motorización (cantidad de hogares con al menos un automóvil) mayor al resto de las regiones.

El gasto en prendas de vestir y calzado es relativamente similar en todas las regio¬nes. En la división Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles el gasto más alto se registra en Patagonia, donde el 24,3% de los hogares es inquilino.

Para los patagónicos, el 20,7% de lo que se gasta va destinado a alimentos y bebidas no alcohólicas. En vivienda y servicios como agua, electricidad, gas y otros combustibles, la región encabeza, con un 16,5% dentro de la estructura de gastos. Un poco por debajo (16%) es lo que demanda el transporte. Recreación y cultura es otro de los ítems donde los patagónicos curiosamente encabezan.

En indumentaria y calzado va el 7,5% del presupuesto, mientras que comer afuera, con el rubro de restaurantes y hoteles, la Patagonia es una de las que está más atrás, con un peso del 4,5%. (Diario Jornada)