Una ciudad patagónica en alerta por una invasión de murciélagos

Si bien están presentes desde hace años, los vecinos aseguran que la cantidad se incrementó considerablemente. Señalan que el olor a orina y excremento ya "penetra las paredes".
martes, 28 de enero de 2020 · 21:12

Vecinos de un barrio de la localidad rionegrina de Cipolletti expresaron su preocupación por una incontrolable invasión de murciélagos. Si bien están presentes desde hace años, habitantes del lugar aseguran que la cantidad se incrementó de manera considerable. Según los testimonios, el ruido y el olor nauseabundo a orina son insoportables, mientras que su mayor preocupación pasa por la transmisión de enfermedades.

Soledad, una de las vecinas del barrio Bogotá, explicó que los murciélagos se encuentran ubicados entre dos edificios del barrio -que están separados por tan sólo algunos metros- y que este año son muchos más de lo normal, informó LMNeuquén.

"El año pasado fumigaron y no hubo más murciélagos, pero en el inicio de 2020 se descontroló, la cantidad que hay es impresionante. Estamos todos en la misma situación y no sabemos qué hacer. El lunes vamos a presentar una nota al Municipio firmada y con fotos que prueben lo que estamos viviendo", relató la mujer de 35 años, quien vive junto a sus tres hijos menores de edad.

Al respecto de la invasión, comentó que el olor a orina y excremento ya "penetra las paredes" y que cada vez que salen a la vereda se encuentran con algunos de estos mamíferos voladores muertos, tirados en el suelo.

"Salen cuando baja el sol, entre las 19 y las 20. El problema es que no se puede respirar ni tampoco podemos abrir las ventanas porque entran a los departamentos. Yo, particularmente, no tengo ventilador ni aire acondicionado. En los días de calor que pasaron era un horno, porque no podía ventilar; el otro día entraron tres a mi casa", relató Soledad, preocupada por la salud de sus pequeños.

A su vez, la vecina comentó que el estrecho espacio que separa a ambos edificios está plagado de murciélagos y que todas las mañanas se ponen a limpiar los desechos, aunque de nada sirve. Es que al día siguiente se encuentran con el mismo desagradable panorama.

La invasión llegó en un momento muy desafortunado, ya que la propagación del coronavirus es noticia en los medios de todo el mundo y -según explicaron expertos en epidemiología- podría provenir de murciélagos y serpientes. Se trata de un detalle que no pasó desapercibido entre los vecinos del barrio, quienes temen aún más por su salud teniendo en cuenta esta situación.

Cabe resaltar que los murciélagos son portadores de casi todos los géneros de la familia de los paramixovirus, responsables de enfermedades infecciosas que afectan a los seres humanos como el sarampión, la neumonía, paperas, gripe o encefalitis.

También trasmiten la rabia, que afecta a animales domésticos y salvajes, propagándose a las personas a través del contacto con la saliva infectada por mordeduras o arañazos. Esta enfermedad puede ser mortal.