Electrónicas de Tierra del Fuego piden ayuda al Estado para pagar salarios

Las empresas electrónicas nucleadas en la Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales Electrónicas (AFARTE) que tienen plantas en Tierra del Fuego, se suscribieron al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción para complementar los sueldos de los 7.000 trabajadores y unos 3.500 indirectos.
martes, 26 de mayo de 2020 · 12:19


"Las empresas socias de Afarte aplicaron al programa de ATP, nosotros tenemos tres compañías por encima de los 800 empleados y todas se registraron en el programa", indicó a Télam el titular de AFARTE, Federico Hellemeyer.

Aclaró que "todas cumplían con el requisito de la merma en la facturación"; tanto en el primer como en el segundo mes considerando que las fábricas en Tierra del Fuego cesaron su funcionamiento antes que en el resto del país, según Télam.

Agregó que la asistencia concedida "consistió hasta donde tengo información, en la percepción del salario complementario y no mucho más, porque lo que tiene que ver con las cargas sociales se consiguieron prórrogas pero no reducción".

La industria electrónica fueguina cuenta con 7.000 empleos directos y unos 3.500 indirectos. Más allá de las ventajas del ATP, ya hay empresas que están pidiendo darse de baja del programa, por las exigencias y las condiciones que impone el Estado.

Acuerdo por salarios: En abril, las empresas fueguinas, que tienen las licencias para producir televisores, celulares, equipos de aire acondicionado y pequeños electro, mantuvieron una larga negociación con la UOM para definir la pauta salarial que permita sobrellevar la crisis.

AFARTE, la entidad que nuclea a las empresas del sector acordó con los representantes gremiales que los trabajadores cobren el sueldo completo de marzo y el 70% de abril.

En concreto, se definió que el pago para el período que va del 17 al 31 de marzo sea sin aportes patronales ni contribuciones.

En tanto que para abril, las partes acordaron el pago del 70% del salario de bolsillo también sin aportes ni contribuciones, aunque sí el aporte correspondiente a las obras sociales.

En paralelo, se definió que los empleados que, al levantarse la cuarentena, tengan que permanecer en sus casas porque el ritmo de actividad no es suficiente, cobrarán el 100% del salario de bolsillo pero no se les realizarán aportes ni contribuciones.

De esta manera, Tierra del Fuego se suma a un amplio listado de sectores que avanzaron con bajas salariales para adecuarse a los tiempos que corren, como fue el caso de automotrices, concesionarios y siderúrgicas.

"Cada uno tuvo que poner algo. En el caso de nosotros era imposible pensar en un modelo de empresa como el que veníamos sosteniendo sin tener ningún ingreso", planteo Federico Hellemeyer, presidente de AFARTE.

 

Crónicas Fueguinas