"Los golpearon y los tuvieron toda la noche sentados en una silla sin comer ni tomar agua"

Así lo manifestó Daniela Pérez, de ADOSAC, respecto a los despedidos del municipio de Pico Truncado la semana pasada, En diálogo con Radio Nuevo Día manifestó que es una "grave violación a los derechos humanos" y que muchos de los desocupados están en la "pobreza extrema".
miércoles, 27 de mayo de 2020 · 19:44

Daniela Pérez, secretaria general de ADOSAC, habló con Radio Nuevo Día 100.9 acerca de la situación de los despedidos en Pico Truncado que vivieron la represión y detenciones en carne propia la semana pasada.

"Estos 208 trabajadores despedidos del municipio estaban reclamando y tuvieron la represión de Infantería cerca de las 21:00 hs cuando nadie circulaba en la calle. Hubo testigos y filmaciones con celulares que registraron la situación", resumió.

Recordó el conflicto del 2005 en la localidad pero que en este contexto de aislamiento se escucharon los tiros desde el municipio en varios puntos de la ciudad.

Indicó que el conflicto venía desde diciembre, pero que en los últimos días se reactivó con manifestaciones frente al Municipio "por la falta de diálogo con le intendente que no los recibia".

"La llegada de Infanteria a la localidad hacía pensar que no iba a ser un final feliz", manifestó sobre la llegada de efectivos que reprimieron.

Manifestó que pudo haber "una marcación" de manifestantes en las detenciones con complicidad de gente que estuvo presente en las movilizaciones.

"Es una práctica habitual de los intendentes cuando se retiran dejar a su gente con más o menos anticipación. Lo que pasó es que al asumir Maimo lo hizo con una resolución que hoy está en la Justicia y no se ha resuelto", detalló sobre el inicio del conflicto.

" En la localidad se lo planteó como una pelea entre partidos cuando hay gente que está realmente lesionada porque hace 5 meses está sin cobrar su sueldo, mucho están en situación de pobreza extrema", expresó.

Violación a los derechos humanos

"Los golpearon, los hicieron pasar la noche en la comisaria sentados en una silla mirando la pared, 18 horas sin comer ni tomar un vaso de agua, sin decirles sus derechos", dijo sobre las detenciones y que hay gente con lesiones y qué pasó más de las horas debidas en prisión.“Es necesario denunciar estos hechos de represión en la Justicia, en los medios y en la comunidad”, manifestó y dijo que existe una grave violación de los derechos humanos.

(El Diario Nuevo Día)