Se conoció la primera foto del avión sanitario estrellado en Esquel y detalles del informe preliminar

El informe de la Junta de Seguridad en el Transporte contiene varios datos técnicos sobre la aeronave y las condiciones en las que ocurrió el accidente, aunque por el momento no abunda conclusiones contundentes. Qué opinan los especialistas.
martes, 2 de junio de 2020 · 21:22

La Junta de Seguridad en el Transporte (JST) dice que una situación ocurrida “en la aproximación final instrumental” causó el impacto de la aeronave la noche del 5 de mayo pasado en Esquel. Tal como informó ADNSUR este lunes, el piloto y único sobreviviente de la tragedia fue dado de alta.

El avión sanitario Lear Jeat 35 Matrícula LV-BXU que se estrelló en cercanías del aeropuerto de Esquel en la noche del 5 de mayo pasado con cuatro pasajeros a bordo quedó totalmente destruido, según la primera imagen oficial de la tragedia aérea. 

El accidente ocurrió a las 22:45, en medio de una intensa niebla. La imagen y algunos detalles preliminares del informe de los especialistas pertenecen a la Junta de Seguridad en el Transporte (JST), que investiga el accidente aéreo desde pocas horas después de ocurrido, según publica Jornada. 

Según el informe preliminar de la JST, una situación ocurrida “en la aproximación final instrumental” causó el impacto de la aeronave, que quedó totalmente destruida.

El informe indica que hubo tres víctimas mortales en el avión la noche del accidente y un sobreviviente grave. Ese día, en realidad hubo dos sobrevivientes, el piloto y el copiloto, quien murió a las pocas horas.

Esa noche trágica fallecieron de manera instantánea el médico Federico Bassi y el enfermero Patricio Walmsley, que viajaban en el vuelo sanitario para trasladar de Esquel a Buenos Aires a una niña que sufre una dolencia cardíaca grave (de hecho fue trasladada al otro día en otra aeronave).

El piloto, Mariano La Torre, y el copiloto Ángel Martín Gamboa fueron rescatados entre los hierros de la aeronave y las llamas y trasladados de urgencia al Hospital de Esquel. El copiloto murió en la madrugada del 7 de mayo.

Ese mismo día el piloto fue trasladado en otro avión sanitario hacia la Ciudad de Buenos Aires, en estuvo internado hasta ayer, cuando recibió el alta. 

DATOS DEL INFORME

El informe de la Junta de Seguridad en el Transporte contiene varios datos técnicos sobre la aeronave y las condiciones en las que ocurrió el accidente, aunque por el momento no abunda  conclusiones contundentes.

La investigación continúa en pie y no hay fecha para la remisión final a la Justicia Federal, que es la que tomará decisiones o hará anuncios al respecto. Sin embargo, según detalla el diario del valle, tres fuentes vinculadas al sector aerocomercial de Chubut se refieren a dos probables situaciones que podrían haber causado el accidente. Una indica que debido a la intensa niebla el piloto podría no haber advertido la cercanía de la pista y que por esto haya tocado tierra primero con la rueda izquierda, muy al borde de la tierra, lo cual podría haber causado que la aeronave se desplazara hacia la derecha e impactara contra el montículo de tierra donde finalmente quedó estrellada e incendiada. Otra posibilidad es que en la aproximación final a la pista el piloto haya bajado más de lo permitido en la carta de procedimientos, apoyándose en la lectura del radioaltímetro, la herramienta técnica que mide la distancia entre la aeronave y el terreno, que los pilotos suelen utilizar cuando las aeronaves (como el Lear Jet siniestrado en Esquel) no poseen el sistema de “auto landing”, es decir, de aterrizaje por instrumentos. (ADNSUR)