Convocan a usuarios de marihuana para encuesta anónima

Será en Madryn. Buscan obtener estadísticas en el uso medicinal en la ciudad.
lunes, 22 de junio de 2020 · 09:12

La Organización Civil Cannabis Terapéutico Puerto Madryn, convocó a los usuarios de las diferentes variedades del cannabis para realizar una consulta masiva en toda la ciudad. Será a modo de encuesta virtual con total anonimato y garantías de resguardo individual en el uso de la información privada aportada por el encuestado.

Dicha asociación netamente civil y ajena a la actividad político partidaria, corrió una invitación en la que describen “que desde el anonimato, para un primer acercamiento, realicen la siguiente encuentra: --> https://forms.gle/oiRS6xdgTXifpQav7 , con el objeto de poder realizar una estadística general del consumo Medicinal del cannabis, desde ya se agradece su participación y difusión”.

Datos privados

En dialogo con Jornada, Mariana Lozada explicó que buscarán ampliar la base de datos científicos para desarrollar investigaciones clínicas y contar con mayores precisiones sobre las cepas y sus características biológicas. Los resultados serán útiles para un diagnóstico poblacional que abarca a esa zona del Golfo Nuevo. Cabe señalar que en esa ciudad, existe una ordenanza que incluso, anunció la creación de un Consejo Consultivo con expertos de distintas ramas de la materia. Aunque ese Consejo no ha dado noticias, las asociaciones civiles han avanzado en este tipo de cuestiones.

Pero además, los datos a recabar, incluyen saber si el encuestado, lo produce de manera casera, lo consigue fuera de la provincia, lo obtiene por medio del cultivo solidario, lo compra a un productor privado o si lo comparte de otro usuario.

La preocupación que expresó la destacada bióloga madrynense, que es secretaria de la Asociación de Cannabis, ronda en torno al uso medicinal de los beneficios comprobados de la planta que aún es clandestina.

Precisó que en la encuesta, indagarán en si el uso es a conocimiento de su médico de cabecera y de ser así, si emplean un manejo conjunto del tratamiento.

Datos a la luz

El proyecto de la encuesta está en ciernes aunque ya arrojó algunas tendencias, cotejables con otros procesos similares alrededor del mundo. Una indica que el uso del aceite de marihuana, es empleado principalmente por personas de entre 30 y 50 años, aseguró Lozada. En cuanto al volumen de consumo en el rango etario, lo siguen los adultos mayores.

Agregó que es importante incentivar una triangulación en beneficio de la población que requiere del aceite. Incluyó en eso la importancia del hospital de Puerto Madryn, que está autorizado a recetar y proveer de la medicina, aunque lo logra por si solo asistir a la demanda clínica. Otro dato que asoma, indica que el 30%de los usuarios debe comprarlo y en general, lo obtienen desde otras provincias.

Consideró necesaria la articulación entre los estamentos del Estado para no desaprovechar el recurso de información y trasladarlo a resultados óptimos que no tienen nada que ver con el empleo de la fuerza pública sobre los cultivos privados.

Ejemplificó con que el doctor Vicente Mazzaglia, -de los más encumbrados neurocirujanos argentinos-, recibe permanentemente información de los laboratorios que analizan el cannabis que proveen los productores. Con esa información, se garantiza una aplicación más precisa y eficaz sobre los usuarios, siguiendo caso por caso, contando con un prospecto claro, aseguran desde la Asociación de Cannabis.

Clandestinidad

Aunque todo esto, -remarcó la doctora Lozada (UBA)-, en mayor parte permanece en la clandestinidad. Indicó que entidades estatales como el INTA, tienen facultades de desarrollo experimental para cultivos de cannabis y que existen planes como el pro huerta, que se contraponen con la vigencia de la ley penal.

Reconoció que el la Asociación, conviven distintas formas de analizar la situación pero que se concluye en una “perspectiva de reducción de daños”.

Ello en cuanto a que si bien es admitido el consumo y su tenencia, en algunos casos, está perseguida penalmente su producción primaria y se regula la utilidad de la materia vegetal. No obstante ello, se otorga como única garantía de no penalidad, los burocráticos amparos ante un tribunal Federal que exigirá una larga lista de regulaciones y exigencias. Lozada afirmó que “los cultivadores permanecen en la clandestinidad hoy por hoy”.

A todo esto, la encuesta de índole privada y confidencial, buscará aportar mayores datos para ser empleados también en el campo de la obtención del producto. Mencionó que hay ideas que provienen desde el cooperativismo productivo, el cultivo solidario, el cultivo con intervención del Estado, la producción privada en fincas con varios socios productores, entre otros.

Todas esas alternativas, son materia de análisis en la ONG de Cannabis y según describió a Jornada, se respetan y valoran todas las visiones.

Calmar el dolor

Por último, la profesional, quien además de su tarea en la Organización, integra el CONICET, remarcó que “es el inicio de un camino, estamos preparando el terreno, arando”, al referirse sobre “mejorar la calidad de vida de las personas. Sobre la clandestinidad de los cultivadores, creo que el ejemplo de los fideos aplica. A todos nos gusta comer fideos y casi todos sabemos amasar, pero la mayoría prefiere comprarlos para calmar el hambre, con el cannabis hay quienes pueden calmar el dolor”. (Diario Jornada)