Día del ambiente: preservación y restauración, las claves para mejorar la calidad de vida

 Así lo plantea Sebastián Di Martino: Biólogo, master en Espacios Naturales Protegidos y actual Director de Conservación de la Fundación Rewilding Argentina.
viernes, 5 de junio de 2020 · 16:34

En el día Mundial del Medio Ambiente el reclamo por una agenda ambiental vuelve a tomar fuerza en medio de la pandemia generada por el Covid-19. Di Martino trabajó durante 18 años para el gobierno de la provincia de Neuquén (Patagonia Argentina) en gestión de áreas protegidas. También para WCS y para la Administración de Parques Nacionales. En diálogo con “La Mañana” de LU12 el especialista remarcó que “esta pandemia del Covid-19 que nos ha puesto en cuarentena se relaciona directamente con esa degradación que estamos haciendo de los ambientes naturales”.

En el año 72 las Naciones Unidas celebraron la Conferencia de Estocolmo que fue la primera vez en que los 113 países se reunieron para empezar a hablar específicamente de los problemas ambientales. “Fue en la década del 70 donde se empieza a instalar más en la agenda política estos temas para tratar de buscarle una solución a la naturaleza, a los ecosistemas naturales” recuerda Di Martino, sin olvidar que, a pesar del tiempo trascurrido “no hemos sido muy efectivos ni eficientes, y por esa razón estamos como estamos”. El biólogo señaló en este sentido que “Patagonia es uno de los lugares menos impactados en el mundo, a pesar de que tiene profundos problemas”.

Como Director de Conservación de la Fundación Rewilding Argentina evaluó que “hemos llegado a una degradación de nuestros ambientes naturales tan grande, que esos ambientes naturales están empezando a colapsar”. Sobre este aspecto señaló que “nosotros no podemos vivir sobre la tierra sin los servicios que nos presta la naturaleza, los ecosistemas. Desde el aire que respiramos, el agua que bebemos, la regulación de la temperatura en los períodos de sequía para que no sean tan secos, o los períodos húmedos para no sufrir inundaciones. Todo eso se lo debemos, aunque a veces no lo tenemos muy en claro, a la naturaleza. A los ecosistemas naturales”. “Los ambientes naturales tienen que estar bien conservados para que nos puedan proveer de estos servicios de manera eficiente. El gran problema es que los estamos degradando.

Los ecosistemas patagónicos no escapan a esa degradación” insistió, y consideró que “lo que tenemos que hacer es ver cómo de acá, para adelante es tratar de empezar a cambiar esto y tener una relación más armónica”. Para Di Martino “otras crisis ambientales no nos tocan tan de cerca, o las vamos sufriendo de a poco. Y a veces nos acostumbramos” como el aumento de la temperatura o la disminución de especies. Sin embargo, la pandemia provocada por el Coronavirus “es una causa directa de la degradación de los ecosistemas naturales, cuando dejan de estar en equilibrio estos virus patógenos, saltan hacia el hombre y causan estos problemas”. El desafío es “empezar a conservar los ecosistemas naturales que quedan. Restaurar aquellos que han sido degradados” pero a la vez “satisfacer las necesidades de la gente. No solo tenemos crisis ambientales sino crisis económicas fuertes productos de estas crisis ambientales”.

Un punto clave para este desafío es la posibilidad de crear empleos de calidad para las comunidades locales que conviven con estos ecosistemas a restaurar. “Replantearnos cuáles son nuestras necesidades reales, tratar de no consumir en exceso. Consumimos muchas cosas que en realidad no necesitamos. La pandemia sirvió para esto, nos hemos puesto a consumir las cosas que son más necesarias” explicó Di Martino. Exigencias políticas Otro aspecto no menor en este trabajo de conservación y restauración de los ecosistemas está vinculado directamente con el compromiso de la clase política. Di Martino considera que se requiere “exigir que haya agendas ambientales, políticas. Que muchas veces no sucede”.

“Una de las cuestiones fundamentales para evitar nuevas crisis ambientales o tratar de mitigar las que ya tenemos, es conservar ecosistemas naturales en buen estado; que eso puede traer mucho desarrollo local. Es una de las formas de crear empleo, por ejemplo, la creación de Parques Naturales. Estamos trabajando en el noroeste de Santa Cruz, en este sentido se pueden desarrollar economías locales”. Para el referente se necesita exigir a los gobiernos que tengan agendas de creación de Parques Naturales. “Argentina está entre los países del mundo que menos protegen a sus ambientes naturales en un porcentaje de territorio, no llegamos ni al 2% de nuestro territorio terrestre superficial en cada Parque Nacional, cuando en general, naciones desarrolladas con mucha más población que la nuestra como Japón o Estados Unidos están casi en el 10%, cinco veces más, y países con baja densidad de población mucho más” argumentó.

En nuestro país “la mayor cantidad de los sistemas están desgradados, incluso los que están protegidos en parques nacionales. Faltan especies claves que se han extinguido, entonces, traer de vuelta esas especies ayuda a que esos ecosistemas funcionen mejor” remarca el especialista, “en definitiva, ayuda a que tengamos una mejor calidad de vida”.

Galería de fotos