La peor noticia: Textil Río Grande confirmó que se va de Tierra del Fuego

Lo confirmaron hoy sus directivos en reunión con el ministerio de Trabajo. Los trabajadores reclaman que se les pague la indemnización que la ley establece.
lunes, 13 de julio de 2020 · 20:55

os dueños de Textil Río Grande siguen sin dar la cara, ante la crisis que han generado, pero directivos de segunda línea confirmaron hoy que la intención de la empresa es no volver a abrir las puertas en Río Grande, en línea con la decisión tomada para su planta en Trelew.

La mala noticia –que se veía venir- fue transmitida por la directora de Recursos Humanos de la empresa en reunión sostenida en el edificio Yaganes con el ministro de Trabajo de la Provincia, Marcelo Romero, y representantes de los trabajadores. Del encuentro participó, de manera remota, la apoderada de la patronal en Buenos Aires.

Al culminar la reunión, el delegado de los empleados, Walter Hernández admitió que el resultado “no fue nada positivo, el dueño mandó a la gente de Recursos Humanos a avisar que no tienen intención de reabrir la planta”.

Respecto de las obligaciones que la ley impone en estos casos, Hernández transmitió que “no informaron cómo van a pagar la indemnización”. “Es un hecho que cierran”, ratificó.

 

Oferta extorsiva

Mientras el atraso salarial se iba acumulando, el personal de Textil Río Grande vio crecer su angustia el 13 de mayo pasado cuando todos los empleados recibieron cartas documento ofreciéndoles el retiro voluntario a pagar hasta en 12 cuotas. Sólo 15 de ellos (un 12%) aceptaron el trato leonino de la patronal, previendo que puede ser eso o nada, de cara a la fuga de los empresarios de la Isla.

Desde entonces, los restantes (totalizan un centenar) vienen reclamando sin suerte que el acuerdo se ajuste a los términos que impone la Ley. “Que paguen en una cuota lo que deben, que les paguen como corresponde (la indemnización) y no que exijan retiros voluntarios”, explicó Hernández.

Respecto de los pasos a seguir, aclaró el dirigente que “seguimos siendo empleados, fuimos a enviar los telegramas intimando el pago del sueldo de junio y el aguinaldo, les exigimos que en 48 horas se pongan al día con lo que adeudan”

“Se siguen burlando -lamentó- la gente está desgastada, cansada. Les pedimos que, si se van, que paguen la indemnización que corresponde”.

 

Reunión, con la suerte echada

Días atrás, los trabajadores de Textil Río Grande fueron recibidos en la Legislatura, en el seno de la comisión de Seguimiento y de Economía que preside Federico Sciurano.

Cumpliendo con la promesa que se les hizo de citar a la patronal, esta mañana se informó que “En el contexto del trabajo de comisión de la Legislatura… el próximo miércoles se reunirá la Comisión de Seguimiento y Economía y contará con la presencia de directivos de la empresa Textil Río Grande y del Ministerio de Trabajo”. “El objetivo será tratar la situación de los trabajadores de Textil Río Grande”, amplía la gacetilla. Dicha reunión, ahora, pierde el sentido inicial, al haberse confirmado que la empresa tiene decidido el cese de operaciones y levantar su actividad en la Isla, del mismo modo que ya han hecho en Trelew.

 “Esperemos que acudan, para ver cómo sigue en esto”, se esperanzó, no obstante, Walter Hernández.

 

La salud de “Tati”  Carbonelli

El miércoles 8 del corriente, los trabajadores de Textil Río Grande se movilizaron hasta el ministerio de Trabajo para reclamar por su situación. En ese contexto, uno de los manifestantes, Roberto Carbonelli (de 38 años y 18 de antigüedad en la fábrica) sufrió un ACV, consecuencia del cual se encuentra internado en terapia intensiva en el Hospital Regional.

Al respecto “esperamos un milagro”, asumió Hernández. “Los compañeros han donado sangre, se han hecho colectas y se han obtenido insumos para el Hospital”.

Las colectas tiene que ver con la situación desesperante que atraviesa la familia del trabajador, por el problema laboral y el drama de su salud conjugados.

Al tiempo que no cejan en su lucha, los familiares de Carbonelli ya piensan en demandar a la empresa, responsable única de la crisis por la que atraviesan los obreros. “Tendrá que hacerse cargo quien corresponda, sabemos que la familia va a iniciar acciones legales contra la empresa”, adelantó el dirigente gremial.

 

Radio Fueguina