Chubut: reclamo en una pesquera por un caso sospechoso

Una trabajadora de la empresa Páez presenta síntomas compatibles con coronavirus y espera el resultado del test. Desde el Sindicato de la Industria de la Alimentación aseguraron que hay varios empleados con dolor de cabeza, vómitos y que no se presentaron a trabajar.
miércoles, 29 de julio de 2020 · 13:40

Trabajadores de la empresa Páez comenzaron una retención de servicios ante la falta de información de la empresa a la hora de actuar ante un caso sospechoso de COVID-19. Es que una de las empleadas presenta síntomas compatibles y espera el resultado del test.

Lo que preocupó al Sindicato de los Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) fue que varios de sus compañeros comenzaron a sentirse descompuestos, con decaimiento, dolor de cabeza y vómitos, por lo que se exigió a la empresa que interrumpa la actividad hasta que se conozcan los resultados de los estudios del caso sospechoso.

En diálogo con El Patagónico, Alfredo Viltes, de STIA, explicó que si se continúa trabajando y el caso es positivo, se podrían contagiar entre 70 y 80 trabajadores.

“Están de retención de servicios que se van a mantener hasta que venga personal de la Salud y determine qué se tiene que hacer en estos casos. Queremos saber cuál es el protocolo que han formalizado las empresas y que se hagan cargo de la situación”, aseveró.

“En la empresa dicen que llamaron al 0800 y que más no pueden hacer. Queremos que se suspenda la actividad hasta que tengamos certezas porque si hay un positivo y continuamos trabajando, podemos contagiar a toda la planta y a la familia del personal”, advirtió.

Viltes puso de ejemplo la decisión que tomó Puerto Comodoro, empresa donde trabaja la pareja de la mujer que presenta síntomas compatibles de coronavirus en Páez. “Es un matrimonio, pero hay una diferencia: Páez no paro con las actividades y Puerto Comodoro sí. Páez dijo que hay que continuar trabajando hasta que se compruebe el caso positivo, pero para nosotros es un peligro”, cuestionó.

En este sentido, los trabajadores también exigen que si el test resulta positivo se realicen hisopados a todo el personal como medida preventiva.

“Vamos a esperar que vengan las autoridades. Según Prefectura, vendrá el personal autorizado a decirnos cómo será el protocolo, pero hasta que nosotros no tengamos una respuesta no vamos a levantar la retención”, destacó.

Fuente: EL Patagónico (Comodoro Rivadavia)