En medio de la incertidumbre, trabajadores de Textil Río Grande no descartan tomar la planta

La empresa “no da la cara”, afirman y lamentan la falta de apoyo desde el Estado. Piden que se aclare sui situación laboral y quieren que se preserve la fuente de trabajo.
martes, 7 de julio de 2020 · 20:00

a angustia por la falta de precisiones y la sensación de que el cierre definitivo es un hecho, llevan a la desesperación a los trabajadores de Textil Río Grande que no descartan medidas extremas para visibilizar su situación ante la comunidad y las autoridades.

Mientras en la ciudad de Trelew –donde se encuentra una planta fabril similar de la misma compañía- se ha anunciado el cierre definitivo y el remate del stock excedente de mercaderías, los trabajadores en Río Grande creen que todavía se puede salvar la fuente de trabajo, pero es necesario para ello una fuerte decisión política que no aparece por ahora.

Frente a ello, y desde la carpa que montaron el 25 de mayo frente a la planta, los delegados anunciaron una marcha de reclamo que se llevará a cabo mañana miércoles, teniendo como punto final el ministerio de Trabajo en la calle Obligado.

“No tenemos respuestas ni a nivel Concejo, Legislatura ni el ministerio de Trabajo, no tenemos soluciones desde ningún sector”, lamentó –en diálogo con ((La 97)) Radio Fueguina– el delegado del personal Joaquín Torres.

En relación a la situación salarial y con la fábrica cerrada “se nos adeuda el mes de junio y el aguinaldo, la empresa no ha dado la cara, salvo para desvincular a la gente en cuotas”, graficó, en relación a las renuncias acordadas que quiere imponer la patronal.

En relación a la falta de diálogo, Torres explicó que “lo único que nos llegó una nota volviendo a insistir en que nos vayamos desvinculando”. “Queremos que nos digan en qué situación estamos, no lo sabemos”, reiteró, aunque la realidad parece indicar que el cierre de la planta fabril es una decisión tomada y no declarada por los empresarios.

Esperando un apoyo desde las esferas del Estado, el dirigente afirmó que “nos atienden muy bien, nos reciben, nos preguntan, pero no nos ofrecen respuestas, excepto un subsidio del gobierno que tampoco llegó”.

Mañana miércoles, con apoyo de distintos gremios, los obreros de Textil Río Grande realizarán una marcha hasta el ministerio de Trabajo. Respecto de una posible toma de las instalaciones industriales, “no lo descartamos, estamos viendo las implicancias legales, pero no vemos otra salida, manifestarnos o tomar la planta, nuestras familias nos piden que llevemos algo a la casa, no queda otra que seguir la lucha hasta el final”, se resignó Torres.