UNO DE LOS DEPRAVADOS YA ESTA DETENIDO Y SE BUSCA A OTROS

Tres mujeres de Caleta fueron víctimas de acoso sexual,en menos de 24 horas

La policía de Caleta detuvo a un sujeto y busca a otros dos luego que tres mujeres denunciaran haber sido acosadas sexualmente en la vía pública.
sábado, 23 de mayo de 2015 · 16:57
Los hechos se registraron en menos de 24 horas y las víctimas fueron sorprendidas tanto de día como de noche en calles de la zona céntrica y los barrios San Martín y Mirador.

El primero de los casos se registró a mediodía del jueves en cercanías al Hospital Zonal, cuando un hombre profirió frases obscenas irreproducibles a una mujer e inmediatamente se abalanzó sobre ella tocándole sus partes íntimas para luego emprender la huida.

La víctima alertó de la situación a efectivos policiales que circunstancialmente se desplazaban por ese lugar a bordo de un patrullero, quienes en contados minutos lograron ubicar al sujeto y reducirlo, tras lo cual lo trasladaron a los calabozos de la Seccional Primeria de Policía donde continúa detenido.

El segundo hecho ocurrió cuando otra mujer caminaba alrededor de las 20:30 por la calle Namuncurá, entre José Hernández y Lavalle y fue atacada por un individuo que la manoseó violentamente sin mediar palabra.

La víctima intentó defenderse y gritó pidiendo auxilio, por lo que el desconocido escapó a toda carrera en dirección al barrio 26 de Junio para evitar que alguien lo interceptara.

La mujer se comunicó inmediatamente con la guardia de la Seccional Segunda de Policía, cuyos efectivos llegaron rápidamente al lugar y emprendieron un patrullaje en busca del atacante de entre 30 y 40 años, contextura robusta que vestía campera gris con capucha y bufanda, según los datos que aportó la víctima, aunque no lograron encontrarlo.

FALTA DE ILUMINACION

En tanto, el tercer ataque ocurrió al promediar las 7:30 de ayer cuando una vecina de nombre Silvia se dirigía a su trabajo caminando por la avenida Güemes, usualmente denominada "bajada del Hospital Meprisa” y fue abordada por un sujeto que también la manoseó.

La mujer que está embarazada de poco más de 5 meses, se comunicó horas después del hecho con la FM "Radio 21”, donde relató lo que le había sucedido, señalando que generalmente concurre a su trabajo, desde el barrio Mirador, en vehículo pero que justamente ayer no disponía de él por lo que decidió llamar un taxi pero su teléfono no funcionaba.

Decidió entonces caminar hasta el Hospital Meprisa, donde existe una parada de taxis, pero al no encontrar ningún vehículo de alquiler siguió caminando hasta el Juzgado Nº1 donde se desempeña laboralmente.

Había recorrido poco más de 100 metros cuando sintió que alguien la tomaba por la cadera e inmediatamente la manoseaba. Al darse vuelta vio a un sujeto agachado y atinó a gritar pidiendo auxilio, lo que hizo que el depravado la soltara y huyera hacia el barrio 26 de Junio.

Debido a la oscuridad reinante en esa zona y al momento de nerviosismo que vivió la mujer, solo pudo observar que el atacante vestía un buzo de color verde tipo militar con capucha y que era delgado.

"No me da vergüenza contar esto que me sucedió, ni yo ni ninguna otra mujer se merece algo como lo que me paso”, expresó entre sollozos.

A todo esto, hasta avanzada la tarde de ayer, los autores de los dos últimos hechos mencionados no habían podido ser identificados, en tanto el personal de todas las dependencias policiales continuaba abocado a las tareas de investigación, no descartándose que pudiera tratarse del mismo sujeto en ambos casos.

OTROS CASOS

Vale recordar que hace tres meses otras dos mujeres habían realizado denuncias en las que daban cuenta que habían sido víctimas de psicópatas sexuales en la zona de la Segunda Laguna, que bordea los barrios Jardín, Rotary 23 y Los Pinos.

Por ese motivo la policía realizó sendos operativos de patrullaje, principalmente en horas nocturnas, en búsqueda de un individuo de entre 30 y 35 años de edad, de estatura baja, algo obeso y con barba, según el relato de las mujeres, aunque con el tiempo los casos fueron quedando en el olvido. (El patagónico y La Vanguardia del Sur)