Policiales-Evadidos en Comodoro Rivadavía

A un mes de la fuga de Terk y Civitareale la policía desconoce dónde están ocultos

Se cumplen hoy 30 días de la audaz fuga protagonizada por Darío Terk y Jorge Civitareale, dos peligrosos reos que estaban alojados en la alcaidía policial. Los investigadores hasta el momento no han podido encontrar rastros de los evadidos, quienes ya no estarían en esta ciudad.
lunes, 25 de mayo de 2015 · 11:58

 

La seguridad en los lugares de detención en Comodoro Rivadavia parece ser una tarea pendiente a pesar de que la alcaidía "Eleuterio Urrutia” del barrio industrial se encuentra en plena obra de ampliación. No obstante, ya se sucedieron distintas fugas en el último tiempo, con presos que todavía no pudieron ser recapturados.

El 6 de mayo Diario Patagónico recordó que se cumplió un año de la fuga de Leandro Fabián Zapata Vargas (23), quien no volvió a ser localizado. Junto a Marcos Luis Gallardo (recapturado dos días después) limaron las soldaduras de una malla y las rejas de un ventiluz del pabellón 3 de la alcaidía. Salieron por el techo para luego ganar los patios del recinto penitenciario.

Como si fuera una tarea sencilla, Darío Oscar Terk (31), oriundo de la ciudad rionegrina de General Roca y el trelewense Jorge Andrés Civitareale (35), se evadieron entre las 21 y las 23 del sábado 25 de abril último. Ambos compartían el pabellón 4 y se fugaron ayudados con una hoja de sierra.

La celda de Civitareale, quien cumple condena por el asesinato del médico Jorge Morado cometido en Trelew, posee una ventana que estaba protegida por una reja metálica. El reo limó los extremos de la estructura y además un barrote tubular lo que les facilitó la salida.

Luego, saltaron desde 3,56 metros de altura para caer al patio interno de la unidad carcelaria, desde donde bordearon el pabellón en el que estaban encerrados y finalmente treparon el muro de siete metros para huir por la calle Hugo Manson.

A pesar de las intensas averiguaciones del personal de la Brigada de Investigaciones no se pudo dar con los evadidos. En un primer momento se pensó que podían estar ocultos en las 1008 Viviendas, pero esa información luego se desechó. También un policía afirmó haberse cruzado con Terk en un sector de las 1311 Viviendas, quien se habría ocultado el rostro con una capucha y finalmente huyó sin ser perseguido.

Los distintos datos que manejaban los investigadores no pudieron ser confirmados y se diluyeron las posibilidades de dar con el paradero de los fugados o conocer los lugares en los cuales se estaban moviendo.

A todo esto, la policía presume que los evadidos ya abandonaron la ciudad, aunque están alertadas las fuerzas de seguridad de Río Negro y Chubut.

DEBIA SER JUZGADO

Terk se encuentra procesado por el robo a la agencia de viaje Ceferino, ocurrido el 4 de diciembre de 2012 en el centro de esta ciudad. En esa oportunidad los asaltantes amenazaron a los clientes, golpearon a un encargado del comercio y hasta efectuaron disparos intimidatorios en el interior del local. Se alzaron con una suma importante de dinero.

Luego de permanecer prófugo casi dos años por esa causa, Terk fue detenido en su ciudad natal y esperaba ser enjuiciado. El martes último debía comenzar el debate y la Justicia lo canceló porque hasta el momento no se logró su captura. Su cómplice, Cristian "Titi” Córdoba, ya fue condenado y al prófugo le espera una pena de 6 años y medio de prisión.

En tanto, Civitareale fue traído desde la alcaidía de Trelew a Comodoro Rivadavia porque tenía problemas de convivencia con otros internos. Cumplía una condena de 20 años por asesinar al médico Jorge Morado durante un robo. Además, en esa condena le unificaron otra causa por robo agravado con armas.

Fuente El Patagonico