Les incendiaron su auto y la explosión quemó parte de la casa donde alquilan

Padre e hijo perdieron gran parte de sus pertenencias al sufrir un atentado en la VW Crossfox que estaba estacionada en la vereda de la casa donde viven. Los autores rompieron los cristales de la SUV y la incendiaron. Una explosión extendió el fuego a la vivienda que consumió parte de la cocina.
miércoles, 9 de septiembre de 2015 · 09:59
Hace sólo 30 días que Juan Carlos Reyes y su hijo de 17 años residen en el barrio San Martín, y ayer sufrieron un duro golpe. El jefe de familia realiza "changas" para sobrevivir y costear los estudios de su hijo que a fin de año terminará la secundaria en el Colegio San José Obrero.
La familia es nacida y criada en Comodoro Rivadavia y ayer un grupo de amigos se acercó para colaborar con los arreglos más necesarios en la casa y efectuar limpieza.
Según relató Reyes a El Patagónico, eran las 2:30 cuando descansaban en el interior del domicilio ubicado sobre Las Margaritas 1.046. De pronto "sentimos el golpe de un piedrazo en el vidrio, sonó la alarma del auto y cuando nos empezamos a cambiar para salir, el auto estaba en llamas. Quisimos apagarlo mientras mi hijo llamaba al 101 y a los bomberos para que llegaran lo más pronto posible".

DESTRUCCION TOTAL
La Volkswagen Crossfox estaba estacionada sobre la vereda, en el frente de la casa. Una explosión del rodado hizo estallar los vidrios de las ventanas de la vivienda y rápidamente el fuego se expandió por los muebles de la cocina. El denunciante aseguró que los bomberos llegaron 45 minutos más tarde a pesar de que están a cinco cuadras del siniestro.
"El sistema de seguridad del 101 no es efectivo. Nos cansamos de llamar, a los bomberos que los tenemos a cinco cuadras, llegaron tarde. La policía (de la Seccional Séptima) no daba señales y después llegó con tres patrulleros, ya tarde", cuestionó Reyes. El incendio dejó importantes daños en el inmueble y el vehículo quedó inutilizable.
Los amigos de la familia ayer desarmaron el vehículo para salvar la mayor parte de repuestos y autopartes debido a que la chapa estaba carbonizada y destemplada. Mientras tanto, un albañil se encargó de colocar ladrillos en las dos aberturas del frente como medida de seguridad.
Respecto a la intencionalidad del atentado, el damnificado señaló: "no tenemos ningún problema con nadie y nos tenemos que encontrar con esta sorpresa. Lo que da más bronca es que de todos los políticos de turno que se presentaron en las elecciones, nadie habla de la inseguridad".
Reyes cuestionó que la democracia favoreció a los "políticos de turno que tenemos hoy que no se quieren ir y los ciudadanos comunes como nosotros tenemos que vivir tapando la ventana entera con bloques, la puerta por dentro tiene tres cerraduras. No sé quién hizo este gravísimo chiste, ahora no tengo nada de nada", lamentó.
Entre lágrimas el hombre sostuvo que la casa "quedó hecha un desastre y a empezar de nuevo. Todavía no caigo, recién me doy cuenta de la situación, lo poco mucho que tenía en un abrir y cerrar de ojos lo destruyeron todo".
En la desazón de lo ocurrido, Reyes insistió con la responsabilidad del poder político y pidió que "se pongan las pilas para legislar como corresponde, que las leyes aparezcan con dureza. Hace doce años que tenemos la misma gente que no ha cambiado nada y ninguno tiene un proyecto de trabajo como corresponde".
Reyes sentenció: "ojalá que los que asuman y que ganen en estas elecciones lo primero que puedan hacer es legislar las leyes como corresponde. Que legislen para el futuro de los chicos que vienen detrás de nosotros".
Fuente El Patagonico