Tierra del Fuego Increíble: condenado por homicidio y una fuga agotó su pena de trece años de prisión y hoy salió en libertad

Se trata de José Luis Cancino Saldivia de 33 años, quien este mediodía recuperó la libertad desde la Unidad de Detención 1. Fue un preso permanentemente problemático, condenado por un homicidio en 2005, y que en 2012 protagonizó la resonante fuga con otros dos detenidos.
jueves, 14 de junio de 2018 · 19:17

Cancino Saldivia fue condenado a la pena de 12 años de prisión por un homicidio ocurrido en el barrio Perón, cuando era muy joven.

 

Ese crimen ocurrido en junio del 2005 se produjo entre marginales que convivían bebiendo alcohol en una vivienda abandonada de calle Cámpora, donde Rubén Alvarado fue asesinado de 11 puñaladas, en un crimen cometido entre borrachos.

 

José Luis Cancino Saldivia fue condenado por ese hecho y allí comenzó a transitar una pena de prisión que tuvo no pocos sobresaltos.

 

Cancino protagonizó numerosos incidentes intramuros, autolesionándose y en otras oportunidades atacando al personal penitenciario, lo que incluso le valió el traslado a Ushuaia, donde protagonizó diversas protestas y hasta una “huelga de hambre”, hasta poder retornar a la Unidad de Detención 1.

 

En numerosas oportunidades denunció apremios ilegales dentro de la prisión, tanto en Ushuaia como en Río Grande, en hechos que nunca tuvieron una respuesta judicial a sabiendas de las complicaciones permanentes que generaba este recluso.

Resumen Policial

 

Una fuga que le valió un año más

Cancinó en 2012 volvió a las primeras planas cuando junto a otros dos internos protagonizó la resonante fuga de la Unidad de Detención, siendo recapturados en Chile, para a los pocos días ser deportados y entregados a las autoridades policiales en la zona fronteriza.

 

Ese episodio significó que el Juzgado Correccional le aplicara otro año de prisión que se le sumó a los del crimen anterior, unificándose en una pena única de 13 años, que asimismo lo consideró reincidente, por lo que quedó imposibilitado de acceder a todo beneficio excarcelatorio previo.

 

A ello se sumó que Cancino siempre estuvo mal conceptuado en materia de comportamiento intramuros, por lo que se lo imposibilitó de acceder a cualquier tipo de salidas en los últimos tiempos, hasta que finalmente este mediodía de miércoles se retiró de la Unidad por agotamiento de la condena.

 

El joven fijó domicilio en la casa paterna en la margen sur y el tiempo dirá si hubo rehabilitación que permita reinserción social alguna.