Río Grande: juicio por cargamento de 43 kilos de droga

El Tribunal Oral Federal de Tierra del Fuego comenzó a juzgarFranco David Torres, hijo del ex subjefe de la Policía provincial, Comisario Mayor Alberto Ismael Torres, y a un detenido por droga en un caso anterior, Javier Moisés Billena, como los presuntos responsables de haber ingresado a la provincia un cargamento de 43 kilos de marihuana, a comienzos del año pasado.
martes, 11 de septiembre de 2018 · 09:17


La causa llevada adelante por Gendarmeria Nacional, investigaba a Torres como el sospechoso de haber viajado a adquirir la droga a la ciudad de Villa Mercedes, provincia de San Luis, de haberla trasladado por vía terrestre en un flete a Córdoba, y desde allí haberla despachado por la empresa Cruz del Sur hacia Río Grande donde finalmente fue descubierta distribuida en 37 panes que viajaban disimulados en cinco bafles, el 30 de enero de 2017.
 

Por su parte la acusación fiscal le imputa a Billena haber participado de la “organización” y “financiamiento” de la operación mientras estaba detenido en la Unidad de Detención Nº1 de Río Grande, a la espera de ser juzgado por el operativo “Hermandad verde”, en el que fue condenado a 8 años de cárcel junto a otros siete sujetos, por el transporte de 48 kilos de marihuana a Tierra del Fuego.


Al prestar declaración indagatoria por videoconferencia, desde la Unidad de Detención de Río Gallegos (Santa Cruz) donde cumple su condena, Billena se proclamó “inocente” y acusó a un ex cómplice suyo en el operativo “Hermandad Verde”, Flavio Correa, como la persona que habría “armado” la acusación en su contra para hacerlo pasar como el líder del nuevo transporte de estupefaciente.

Según Billena, mientras estaban detenidos juntos en Río Grande, Correa comenzó a tener “comportamientos extraños”, ya que “entraba y salía todo el tiempo de la cárcel”, al tiempo que su madre y su pareja comenzaron a frecuentar la unidad de detención.

También dijo que en un momento dado, Correa le confesó que “lo estaban apretando” pero que nunca pensó que ello implicaría acusarlo del tráfico de la droga desde Córdoba.
 

Incluso reveló que unos días antes de que encontraran la marihuana, se realizó una requisa de rutina en el pabellón y a Correa le encontraron un teléfono celular, mientras que en los dos allanamientos a la celda de Billena (a raíz de la causa por la droga) “no encontraron nada”, aseguró.


“Me da la impresión de que todo esto lo armó Correa”, repitió Billena, y le pidió al tribunal un careo con su ex cómplice, su madre y su pareja.

A su vez, Torres (cuyo padre, el ex segundo de la Policía comisario Ismael Torres) renunció al cargo a raíz de este caso, se negó a prestar declaración indagatoria igual que lo había hecho durante la etapa de instrucción.

El juicio comenzó con la lectura del requerimiento fiscal de elevación a juicio y continuó con las cuestiones preliminares donde la defensa de Billena insistió en la recusación de los jueces Ana María D`alessio y Luis Giménez, lo que fue rechazado por el tribunal que también integra el juez subrogante Jorge Chávez, así como el pedido de suspensión del juicio.

Tras las indagatorias, el Tribunal pasó a un cuarto intermedio y posteriormente comenzaron las declaraciones de los primeros testigos del caso.

Crónicas Fueguinas