Atrapó a su novia teniendo sexo con su amigo, lo mató a puñaladas y luego la violó

Un sujeto halló a su novia y a su amigo y compadre teniendo relaciones sexuales en su casa y lo mató de 10 puñaladas, en un hecho ocurrido en una casa de la Villa Zavaleta, ubicada en el límite de los barrios porteños de Barracas y Nueva Pompeya.
jueves, 03 de enero de 2019 · 08:07

El homicida, una vez consumado el crimen, obligó a su pareja a mantener relaciones sexuales con la víctima agonizando en el lugar.
Una mujer que vive en el asentamiento del barrio Zavaleta tenía certezas de que su pareja la estaba engañando con varias mujeres de la zona y decidió tomarse venganza intimando con un amigo en común de ambos, quien era el padrino de uno de sus hijos.

En el momento en que estaban teniendo relaciones sexuales en la casa de la víctima el asesino entró y, en un ataque de ira, lo apuñaló varias veces en el tórax.

Luego obligó a su mujer a tener relaciones sexuales con él mientras el sujeto se desangraba en el piso de la casa.

Ante la denuncia policial y el hallazgo del cuerpo tomó intervención la División Homicidios de la Policía de la Ciudad, que en base a la declaración de vecinos y allegados logró desentrañar el hecho.

Así dieron con quien dijo ser la hermana de la víctima, quien afirmó que una mujer del barrio, en medio de una crisis nerviosa, contó que su hermano había sido el autor material del homicidio.

Y que la razón del asesinato fue en venganza, ya que la víctima mantenía una relación furtiva con la actual pareja del victimario.
Horas después se hizo presente ante el personal policial la pareja del homicida, quien afirmó que mientras se encontraba junto a la víctima en su casa, llegó su esposo y ultimó con un arma blanca a éste en un ataque de celos.

Luego, por la fuerza la obligó a mantener relaciones sexuales en el lugar del asesinato.

Con estas declaraciones, el personal de la División Homicidios dispuso la implantación de una consigna en el domicilio del acusado.
Al verse cercado por el personal policial y al no tener lugar donde refugiarse en el barrio fue que el acusado se entregó en la comisaria vecinal 4 A.

Con la orden judicial se requisó la vivienda donde se dio el crimen y allí se secuestró un celular y ropa de la víctima.

El imputado, de 21 años, fue detenido y el caso quedó en manos del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 50, a cargo de Carlos Manuel Bruniard, y la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional número 58, a cargo de Jorge Fernández. (Fuente: Diario Jornada)

Comentarios